lunes, 18 de junio de 2018

Blu bar

·Blu bar· 📝💶: 4,40€ 🍟🥔: Variedad 'mona lisa' al horno, con un chorrito de aceite y unas pocas especias, hasta que se quedan crujientes por fuera y tiernas por dentro. Molan mucho porque les tienen perfectamente pillado el punto y, con ese toque dulce que caracteriza a esta clase de papa, consiguen que sean muy agradables al morderlas. Además, hay que hacer constar que son, obviamente, mucho más saludables que las fritas. 🌶🔥: Una compleja mezcla, con base mayonesa, en la que van apareciendo diferentes matices a cada mordisco. Primero te ataca la mostaza, luego encuentras aromas a curry y otras especias orientales (o magrebíes, tipo 'ras el hanout') y, finalmente, se queda impregnado en tu paladar una mezcla de picante y dulce, seguramente por la presencia de una chispita de miel. Original como ella sola. 🍻🍴: Lo primero que ves es la flamante terraza, reclamo absoluto del local, que tiene nueva gestión (italiana) desde hace poco más de un año, y ha tirado hacia el producto más 'healthy' y de su tierra. Soy un enamorado de Italia, por lo tanto ya me tenían en el bolsillo antes de entrar, pero claro, cuando vi esos bocatas que, en vez de pan, llevan masa de pizza, ya me quedé con los ojos como platillos volantes. ¡Ah! Y no veas la que lían a la hora de los cócteles y aperitivos. Guitarras, jolgorio, jarana... los más gambiteros de la Rambla del Poblenou. #BluBarPoblenou #Poblenou #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

domingo, 17 de junio de 2018

El Pacífico

·El Pacífico· 📝💶: 4,90€ 🍟🥔: Aunque arriesgan lo suyo utilizando patatas de la variedad 'mona lisa', no les acaba de salir bien la jugada, porque no llegan a crujir del todo. Ya se sabe, es complicado... pero bueno, hay que agradecer el esfuerzo, lo fácil sería usar 'agria', no complicarse y ¡a correr! Lo dicho: buenas, pero no crujen. 🌶🔥: La blanca es un allioli saladito, saladito... supongo que la proximidad del mar ayuda. La salsa rosa es tipo 'club' o 'cocktail', es decir, base mayonesa y tomate, y con un picante bestial, no sé si tabasco o guindilla, pero arde que flipas. Suerte que tienes la playa al lado y dispones de agua, socorristas y equipos de reanimación, porque la cerveza no apaga ese fuego. La mezcla de las dos sofoca un poco el incendio, pero bueno, que ya estás advertido. 🍻🍴: Al estar en la zona más guiri de la ciudad (con permiso de la Sagrada Família), ves un restaurante con terraza y piensas: 'tourist trap' seguro. En este caso, se salen un poco del tópico. Tienen que pagar el colosal alquiler, con lo cual, no te van a poner un arrocito a precio de chiringuito vietnamita, pero tampoco te afeitan como en los negocios vecinos (al lado tienen el restaurante más famoso del barrio). Me sorprendieron los calamares a la andaluza, me esperaba un horror y estaban perfectos. #ElPacifico #Barceloneta #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

miércoles, 13 de junio de 2018

Hotel Espanya (Terraza Al Aire)

·Al Aire (Hotel Espanya)· 📝💶: 8€ (con caña🍺 durante ⚽️Mundial '18⚽️) 🍟🥔: Sorprendentemente crujientes estos grandes gajos con piel, que rallan la talla XL, de patata de la variedad 'agria', y que se elaboran en 3 pasos: cocción, tratamiento al vacío con guindilla (¡al lorooo!) y fritura a alta temperatura. Un currazo con un resultado de altura, como debe corresponder a esta terraza del histórico hotel del Raval. 🌶🔥: Para seguir con las sorpresas, la salsa blanca se sitúa entre una 'crème fraîche' y una 'sour cream', de textura espesa y que suaviza y refresca el conjunto. Y es que la salsa roja es un potente sofrito, picante, algo dulzón y bastante líquido (me recuerda al kimchi), en el que predomina la guindilla y tenemos los trocitos de cebollita y tomate perfectamente a la vista. La mezcla de las dos salsas es excelente. 🍻🍴: A la ardua tarea de acercar las terrazas de los hoteles a los 'locals' lleva tiempo sumándose el Hotel Espanya. Esta vez, ataca con una fórmula muy atractiva: una pantalla más que gigante (parece un cine, en serio) con los partidos del Mundial de Fútbol y ofertas como la que hoy descubrimos. El plus que ofrecen es la cocina de @fondaespanya, el restaurante de su planta baja, firmado por Martín Berasategui, y que ejecuta estas impecables bravas. Gran planazo para forofos (del fútbol y de la tapa por excelencia). #HotelEspanya #Raval #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

martes, 12 de junio de 2018

Somorrostro

·Somorrostro· 📝💶: 5,70€ 🍟🥔: Remolacha de su huerto hecha al horno, pelada, troceada y, luego, frita en AOVE. El resultado es una experiencia que nadie se debería perder. Los sabores son tan maravillosos que te proyectan directamente a la infancia. Se te dibuja una sonrisa mientras encuentras aromas a miel, arcilla, musgo, flores silvestres... de lo mejor que he probado este año. ¡Sólo en temporada! 🌶🔥: Alucinante la salsa roja: la obtiene de tomates en conserva... ¡y no los cocina! Le añade restos del prensado de la aceituna, un par de especias y ¡ya está! Por si fuera poco, el allioli está hecho también con AOVE y huevo ecológico. Me rindo. 🍻🍴: Me parece extraordinario lo que llevan haciendo Jordi y Andrés desde hace 14 años en la Barceloneta. Soy vecino y cliente suyo desde que abrieron, y he contemplado atentamente su evolución. El sello 'Slow Food' es solo una anécdota: ir a por el pescado en bicicleta, seleccionar proveedores 'eco', trabajar con productos exclusivamente de temporada... esos son los detalles que hacen inmenso este local, que se ve recompensado con un lleno casi absoluto cada día. #Somorrostro #Barceloneta #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

domingo, 10 de junio de 2018