miércoles, 23 de junio de 2010

Casa Tejada

-------------------------ACTUALIZACIÓN JULIO 2017-----------------
Rectificar es de sabios (que no es nuestro caso), y estas bravazas no se merecían el trato que les di en su momento. Después de varias re-catas, me como mis palabras y reconozco que en las dos visitas anteriores (2010 y 2011) debieron tener malos días (o yo). Actualmente, las salsas son bestiales (pueden recordar a las de La Castellana) y el look bravero se asemeja a las del Lafuente. Pero yo creo que superan a ambas holgadamente.
Nueva foto, link, añadido precio y otras cositas más...
----------------------------------------------------------------------------
¿DÓNDE?: CASA TEJADA. C/ Tenor Viñas, 3 (Sant Gervasi). Barcelona. LINK
Google Maps

PRECIO: 3,90€

PATATAS: Entre una talla L y una XL. Con 2 frituras, adquieren una textura que recuerda a los mejores locales con solera de Madrid. Un 10.
Están fritas previamente y las recalientan en una especie de horno. Se mantienen bastante crujientes, pese al trasiego.SALSAS: Una mayonesa casera muy, pero que muy suave... quizá demasiado suave; acompaña a un espeso líquido marrón, picante, de esos que recuerdan ligeramente al caldo de gallina original de la salsa brava. La mezcla final es clavada a la de los mejores locales castellanos (la mejillonera, El bodegón de Ponferrada...)  un tanto insulsa, incluso sosa.
VALORACIÓN: Local de rancio abolengo en la zona alta, con clientela de amplia franja de edad pero escasa transversalidad social. Precio acorde al entorno, tapas ricas pero nada económicas. Curiosamente, la tapa no ha subido de precio en los últimos años. Esto las sitúa en el TOP10. Con dos. Pequeña decepción por las espectativas creadas.

viernes, 11 de junio de 2010

Bar Celta

¿DÓNDE?: Bar Celta
C/ Mercè, 16 (Gòtic). Barcelona.
Google Maps

PATATAS: Corte old-school para unas papas pre-fritas y recalentadas a posteriori en microondas. Aguantan el tipo, aunque casi no crujen. Pasables.

SALSA: Una sola salsa roja a base de tomate triturado, pimienta roja y tabasco. Las semillitas del tomate son perfectamente visibles pero el picante no, es decir, que los días que se les va la mano se te queda la lengua como una alpargata de esparto.

VALORACIÓN:Patatas de aprobado justo en un entorno ideal para impresionar a guiris fácilmente impresionables. Casi toda la fritanga de tapas a la vista y raciones demasiado escasas para lo que pagas. La zona me chifla, pero sigue a precios pre-crisis. Ya espabilarán, ya...