jueves, 20 de octubre de 2011

Ávalon


¿DÓNDE?: C/Pare Gallifa, 3. Born (Barcelona). 
PATATAS: Pequeñas, al estilo canario, pero sin ser “arrugás”, horneadas quizás, y partidas transversalmente. Sabrosas y dulces.

SALSA: Dos hilillos. Escasísimas las dos. Tanto, que la roja la dejo como de “sabor indefinido”, mientras que la blanca prevalece en el conjunto con un relevante sabor a ajo. No repite.

VALORACIÓN: Restaurante de hotel, es decir, sablazo al canto. Curiosamente, una A.K. Damm cuesta 3,80€, mientras que las bravas son 3€… realmente friki. Muy guapos los sofas, la iluminación y tot plegat, pero ya se podrían gastar más en salsa y menos en aire acondicionado, ¡qué frío, por Dios!