martes, 8 de noviembre de 2011

Kasparo



¿DÓNDE?: Plaça Vicenç Martorell, 4. Raval (Barcelona). 
PATATAS: Grandes, mugrandes. El tipo de corte se aprecia en la foto. Lo que no se aprecia es lo bien fritas que están y lo sabrosas que son. Notable altísimo.

SALSA: Original nata agria (ellos la definen asín), bastante fluida, pero efectiva. Salsa de tomate ligeramente picante en el fondo del bol en que se presentan. La barreja final está de rechupete.

VALORACIÓN: Microscópico local que farda de terraza en un rincón semicubierto por los arcos de la plaza. Guiris, pseudo-estudiantes y moderniquis conviven y/o sobreviven en el paraíso del servesa-bier-amigo: el Raval. 4.50€ por una ración justilla. Bocatas también buenos y caros. Si tu economía lo permite, vale la pena probarlas, de verdad; siempre que no se te ocurra pedir una caña de cerveza tostada (se atisba en la imagen), porque te van a endosar 3.15 galldindis.