lunes, 29 de abril de 2013

Santutxo


¿DÓNDE?: SANTUTXO. C/ Provença 571. Dreta de l'Eixample (Barcelona).
Google Maps

PRECIO: 3,50€  LINK

PATATAS
:
 Sí, la foto no va a ganar el World Press Photo, porque están mucho mejor de lo que parecen. Tienen ese estilo de fritura que no acaba de dar el punto crujiente del todo, pero que mola (puff, hoy me explico fatal...).

SALSA: Una vez superado el impacto visual de un esperado "más-de-lo-mismo", te llevas la papa bien untada a la boca y dices: "aaaaah, vaaaalee...no es una salsa club cualquiera...". Efectivamente, aunque salte ya a la vista un tono demasiado amarillento, es solamente al probarlas cuando detectas la inconfundible presencia del curry en la mezcla. Un plus de originalidad.

VALORACIÓN: Siguen siendo una de las tapas más valoradas del local, aunque creo que su fuerte son las hamburguesas y esa Voll-Damm de barril tirada en jarra bávara. El puntillo conspicuo del curry no es suficiente para auparlas al olimpo del braveo condal; de todas formas, si estáis por la zona, os recomiendo muy mucho su terraza interior, su rollete familiar y el ambiente de barrio que alberga.

viernes, 12 de abril de 2013

Bar Bero


¿DÓNDE?: C/ Mandri, 35. Sarrià-Sant Gervasi (Barcelona).
Google Maps
PATATAS: Con ese rollete en plan trencadís o gresite, parecidas a las del recientemente comentado Babia, pero más gorditas e irregulares. Aunque de aspecto ultraaceitoso, son muy agradables al hincarles la piñata.

SALSA: All-i-oli suave y de fácil desparrame por los tubérculos. Todo está cubierto por un aceite en el que se han macerado especias aromáticas y no muy picantes, que quedan dispuestas por encima de la tapa, casi a modo de topping.

VALORACIÓN: Bomba triple de aceite (las patatas chorreando, la emulsión dando caña y la maceración redondeando el obús) que da pavor. Todo queda en pánico escénico, porque apenas repiten. Esto dice bastante a favor de ellos, porque cuando entras en el local (el 90% de los clientes va por su preciada terrraza y no pone un pie dentro), la neblina de fritanga recuerda al Londres de Jack el Destripador.