martes, 25 de junio de 2013

Cuines Santa Caterina

¿DÓNDE?: CUINES DE STA. CATERINA. Av. Francesc Cambó, 16. Santa Caterina (Barcelona).
Google Maps

PRECIO: 3,90€  LINK

PATATAS
:
 Unos gajos algo irregulares en tamaño y que han sido pochados o confitados, para ser golpeados con aceite hirviendo justo antes de servirlos. Consiguen que se cree una corteza gordita y muy crujiente, de esas que buscamos muchos adictos al patateo. El interior se mantiene tierno y sabroso.

SALSA: Un fluido blanco de una textura entre la crema de leche y la crème fraîche cubre las medias lunas casi de forma total. Para mi gusto, el vinagre despunta en exceso y enmascara el poco sabor a ajito que tiene. Aderezadas en su base con aceite con pimentón al que le falta algo de nervio para redondear el tema. La pizca de pimienta negra tampoco alegra la fiesta.

VALORACIÓN: Con un poco más de ajo y menos vinagre conquistarían mi corazón, aunque sé de buena tinta que han conquistado el de much@s. Estoy bastante más a favor de las del Elsa y Fred, que son muuuuuy parecidas. Me gusta sentarme en la barra, porque el restaurante en sí está algo masificado y es ruidoso. La terraza es otra buena opción, pero deberás batirte en duelo con guiris armados con guías de viaje y pantalones Coronel Tapiocca. Fijo que pierdes.

martes, 11 de junio de 2013

Fragments Cafè

----------------------------ACTUALIZACIÓN JULIO 2017----------------------------
¡Actualmente son el Top 22!
Precio, links y detallitos puestos al día. 
----------------------------------------------------------------------------------------
¿DÓNDE?: FRAGMENTS CAFÈ. Plaça de la Concòrdia, 14. Les Corts (Barcelona). LINK
Google Maps

PRECIO: 4,50€

PATATAS
:
 Están rallando la talla L, son más tiernas que crujientes en general, pero están a un nivel alto. Quizá más por la materia prima, que por arte en la fritura.

SALSA: La omnipresente fórmula exitosa del Tomàs de Sarrià, es decir, aceite picante naranja y allioli. Lo que sucede es que el sabor de la blanca es taaaaaaaan sutil que te dejan un poco a medias.

VALORACIÓN: Están buenas, pero no entran en el Top15. El restaurante está to guapo y tiene cola casi siempre, pese a estar en un barrio poco (o nada) turístico. Eso sí, algún guiri se deja caer tras los partidos en el Camp Nou. Algo caro para lo que ofrecen, pero quizá su ubicación privilegiada sirva de excusa para ese desembolso extra.