martes, 26 de noviembre de 2013

Casa Eugenia

¿DÓNDE?: CASA EUGENIA. Diputació, 289. Esquerra de l'Eixample (Barcelona)
Google Maps

PRECIO: 3,50€  LINK

PATATAS
:
 Cubos y tetraedros distribuidos en el platillo de la forma más habitual. No todo lo crujientes que cabría esperar, un aceite regulín. Sabor resultón, pese a todo...

SALSA
Una de esas salsas rosa/cocktail/club/ponaquíloquequieras que tienen un sabor entre dulzón y ácido, pero que queda muy indefinido. Os habréis encontrado trillones similares. A simple vista se aprecian perfectamente los piquillos de los diferentes tipos de pimienta empleados.

VALORACIÓN: Escribo algo aquí para rellenar... podría hablar de Bárcenas, de la ley anti-15M, de Urdangarín, de lotería de Fabra... pero bueno, que ya sabéis lo que hay, un restaurante más de menús y que se ve que se lo curra con los arroces y los steak tartar (yo, personalmente, no los he catado). Las bravas necesitan mejorar.

miércoles, 20 de noviembre de 2013

Llamber

¿DÓNDE?: LLAMBER. Fusina, 5. Born (Barcelona)
Google Maps

PRECIO: 6/10€ media ración/entera   LINK

PATATAS
:
 Tal como reza el nombre de la tapa, son patatinas, es decir, pequeñas porciones de patata, confitadas con su piel, muy sabrosas y con su agujerillo para depositar las salsas. Tienen su punto de originalidad.

SALSA
La que está más cerca del corazón de la papa es la dulce crema de avellana (praliné), suave pero intensa, porque tiene que dar su matiz ante el ataque de cabrales que le sobreviene. No hay que sufrir por la acometida "quesil", porque está algo rebajado y la miscelánea final resulta formidable y equilibrada.

VALORACIÓNSe ha hablado tanto de estas Patatinas al cabrales con praliné de avellana y del origen avilesino del restaurante, que sólo cabe añadir tres cosillas: 1-está muy de moda (reserva casi imprescindible los findes) y al lado de El Born Centre Cultural, 2-ponerse en la barra es una gran idea porque el coctelero es un virguero que flipas, 3-hay grandes vinos por copas.
No entran en el Top porque no se las puede considerar bravas y por el precio, pero la visita es más que recomendable.

martes, 12 de noviembre de 2013

M.i.n.E. Restaurant

¿DÓNDE?: M.i.n.E. Restaurant. Béjar, 66. Sants (Barcelona)
Google Maps

PRECIO: 2€  LINK

PATATAS
:
 En una frontera entre las dimensiones XS y XXS (solo hay que mirar la foto en la que aparece una moneda). A veces con piel, otras sin ella, depende del día. Muy bien fritas y sabrosas en cualquiera de las dos presentaciones. Hay sabiduría.

SALSA
Habré probado más de 350 bravas con sus correspondientes salsas y no soy capaz de saber cual es el ingrediente clave que lleva este allioli/salsa club y que lo hace tan especial. Me encanta. Muy fluído, suave pero contundente y con un toque ácido.

VALORACIÓN: La tapa es minúscula, preferiría pagar el doble y jartarme a bravas (vicioso que es uno). Es un tanto ilógico que sea tan enana. Lo que sucede es que, con los platos que váis a probar aquí, se os van a olvidar las patatas. Es un puñetero flipe la forma de tratar las carnes que tiene Martín, no he probado nada igual. El menú de día también es un farde y ha corrido bastante la voz por la zona. Espabilad.

martes, 5 de noviembre de 2013

Dune

¿DÓNDE?: DUNE. Sicilia, 111. Fort Pienc (Barcelona)
Google Maps

PRECIO: 4€  LINK

PATATAS
:
 Monalisas modeladas sin el arte de Leonardo, tamaño estándar, forma estándar, pero que quedan gustosas y muy cremosas por dentro. La foto, sin duda, no les hace justicia.

SALSA
Habitualmente vienen con una sola salsa tipo club/cocktail algo picante servida en un recipiente aparte. Yo les pedí allioli (pché-pché) y lo pusieron en la misma salsera. Si os fijáis, veréis las dos tonalidades en la imagen. Para salir del paso... OK

VALORACIÓN: No son su fuerte. Incluso me lo reconocieron. Es un restaurante muy clásico, nada de modernidades, con buenas carnes, taperío variado y un servicio majo, familiar y eficiente. Mucha gente del barrio se toma unas cañas por la tarde y es un conocido punto de encuentro. Si andáis por esta poco concurrida zona de la ciudad, se le puede dar una visita, a ver qué se cuece.