martes, 31 de julio de 2018

Lata Berna Poblenou

·Lata Berna Poblenou· 🏙: C/ Llull, 147. 📝💶: 5,75€ 🍟🥔: Utilizan monalisas tirando a pequeñas, y las parten en 4-6 trozos a modo de gajos de talla M, de esos que te puedes pulir de un solo bocado. Las pochan a baja temperatura (unos 120ºC) y luego les dan una bofetada a 180-190ºC justo antes de servirlas. Melosas y sabrosas. 🌶🔥: De los alliolis mas caseros que conozco y, cuando digo casero, me refiero a que no lleva nada, pero absolutamente nada industrial. Algo saladito y con ajo al natural, sin tratamientos previos; y servido con manga. La salsa roja es un tomate pelado, sofrito, que se reduce con una chispa de azúcar. El picante lo aporta la guindilla 'ojo de pájaro'. Lo que más mola es la forma de triturarlo, dejándolo con grumos y sus fibrillas para que se esparza de forma más porno sobre el allioli. El detalle de la pimienta que se añade al final también me gusta. Las llaman patatas bravas 'encabronadas', a ver si adivináis porqué. 🍻🍴: Lo petas en el local que tienes en Gràcia... pues nada... ¡a probar suerte en el 22@ del Poblenou! ¡Toma ya con los pequeños emprendedores! Encima, San Miguel les monta una 'tap station' que te pone todas sus variedades de birra con mezclas controladas por ordenador... ¡menudo farde! La terraza es lo más solicitado, pero tiene un comedor interior muy chulo para el menú de mediodía. #LatabernaPoblenou #Poblenou #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

lunes, 30 de julio de 2018

viernes, 27 de julio de 2018

Atabalats

·Atabalats· 🏙: C/ Providència, 99. 📝💶: 7€ 🍟🥔: La variedad de patata es la que no falla: agria. Trato de la fritura exquisito, se les deja la piel puesta, se aplica un pochado previo a baja temperatura, y un golpe final de calor óleo justo antes del servicio. Tamaño M size, rallando la L. Ración abundante. 🌶🔥: Aquí tenéis la definición exacta de 'porn food': un allioli que podría ocupar la portada de 'Hustler'. Instagram no admite un pezón femenino y seguramente no reportará esto: incomprensible. Este fluido epicúreo lleva algo de miel y por eso tiene esa sensual textura. Para mí, la estrella de estas bravas es la salsa de color asalmonado. Una picada de almendras con tomate fresco; pero tan fresco y aromático que te transporta a los paseos estivales por el huerto de tus abuelos. El aporte picante lo da el chipotle y el pimentón. Sublime, un 9.9 sobre 10. 🍻🍴: Originales y seductoras, quizá algo caras, pero creo que hay que probarlas, como mínimo, una vez. Especialistas en hamburguesas gourmet (pero gourmet de verdad, no sucedáneos) y dando caña a la coctelería de altos vuelos. Curtidos en estresantes hoteles de 5*, estos 3 socios han diseñado una carta que transmite que ya no están 'atabalats'. #AtabalatsGastrobar #Gracia #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

jueves, 26 de julio de 2018

Can Camp

·Can Camp· 🆕️EXCLUSIVA🆕️ 🏙: C/ del Club, 4. L'Ametlla del Vallès. 📝💶: 5€ 🍟🥔: Jordi, el chef, ideó hace casi 5 años en su anterior local de Mollet esta tapa, sin saber que se parecía muchísimo a la famosa patata hojaldrada original de Marc Gascons de 'Els Tinars' (que muchos atribuyen erróneamente a Nandu Jubany). Él la 'confita sin aceite' en el horno, y elabora los sticks de variedad 'agria' con mimo y un buen grueso patatil. El crepitar de los extremos de la patata es sublime, extraordinario. 🌶🔥: Este sofrito tan colorado me tiene muy loco. Mientras otros chefs intentan mitigar la acidez del tomate a base de azúcar añadido, él la suaviza con cebolla bien reducida. El picante lo aporta un poquitín de chipotle adobado. Probar para creer. El allioli está tan equilbrado que parece que haya sometido al ajo a algún proceso de blanqueo o escaldado, pero me jura que no. Hay un toque de aceite de oliva en el aceite de girasol y nada más. Se decoran con pimentón y brotes. 🍻🍴: No lleva ni un mes en este proyecto y ya tiene el restaurante a reventar. Pero es que no me extraña nada, porque el tío es más majo y humilde que Iniesta. Si me pusiesen este restaurante en el centro de Barcelona, no me sacarían de dentro ni los GEO's. #RestaurantCanCamp #LAmetlladelValles #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

miércoles, 25 de julio de 2018

Segons mercat

·Segons mercat· ☀️TOP 6☀️ 🏙: "S/M Barceloneta" - C/ Balboa, 16. 🏙: "S/M Aribau" - C/ Aribau, 3. 🏙: "El puma" - C/ Aribau, 44. 🏙: "O'Barazal" - C/ Paral·lel, 99. 📝💶: 4,50€ 🍟🥔: ¡Han rectificado! Vuelven a la 'monalisa' y dejan la 'agria' atrás. El tamaño sigue siendo el mismo de siempre, muy tradicional y sin piel, M size. Excelentes, incluso llegan a crujir un poco. Me supieron a elixir de los dioses, sobretodo después de ese paréntesis que las llevó a bajar al Top 6. Subirán. 🌶🔥: Uno de esos pocos alliolis que parecen mágicos; da hasta rabia de lo rico que está. Encima, me han confesado que, al contrario de lo que pensaba yo, el ajo no está tratado (blanqueado, confitado, escaldado...), va a pelo. Hechas a imagen y semejanza de las bravas del Tomás de Sarrià, este aceite picante es el que más se parece al mito. Mezcla de girasol y oliva que alberga en su maceración a montones de especias que no me han chivado. La mezcla de las dos salsas es apoteósica. 🍻🍴: Al loro, que ahora puedes catar estas magníficas bravas en todas las direcciones que te he puesto arriba: 'Segons Mercat Barceloneta', 'Segons Mercat Aribau', 'El Puma' y 'O'Bazaral'. No tienes excusa para no conocerlas. #SegonsMercat #Barceloneta #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

martes, 24 de julio de 2018

Traska truska

·Traska truska· ☀️TOP 43☀️ 🏙: Pg. Terraplè, 82. Molins de Rei. 📝💶: 2,80€ 🍟🥔: Excelente capacidad de fritura de la patata de variedad 'agria'. Se cortan en bloques clasiquísimos de tamaño M y se hacen dos tongadas de inmersión en aceite. El color que obtienen debería salir en la imagen de Wikipedia, les queda precioso, no sé qué pantone será, pero vamos, que me pintaba todo el piso de esa tonalidad. 🌶🔥: Allioli saladito de aceite de girasol, en el cual se nota el ajo, pero sin molestar: muy homogéneo y agradable. La salsa marronosa es una picada excelente, fuera de serie, muy fluida, y en la que se adivinan la ñora, la pimienta, pimentón, vinagre... y el resto te lo dejo para tí. Cuando las juntas, te vienen ganas de abrazar a alguien. Mejor ve acompañado o el abrazo podría incomodar a tu vecino de mesa. 🍻🍴: No es el sitio más cómodo del mundo, siempre está atiborrado, te montas la mesa tú mismo, hay siempre jolgorio... pero vuelves una y otra vez. ¿Será por los vinos, por el chuletón o por los pinchos? Yo vuelvo por sus bravas. #TraskaTruska #MolinsdeRei #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

domingo, 22 de julio de 2018

Elephant

·Elephant· 🏙: Pau Claris, 92. 📝💶: 8€ 🍟🥔: Esta patata 'agria', cortada con mandolina y hojaldrada, es una versión de las míticas de Marc Gascons en 'Els tinars' de Llagostera y, ahora también, en 'Informal' del hotel 'The Serras' del Gòtic. En este caso, en vez de utilizar el vacío para homegeneizarlas y finalizarlas como sticks para 'dipear', se cortan en dados. El resultado es precioso, porque se abren y adoptan unas formas estratificadas muy fotografiables. Por si fuera poco, crujen muchísimo, y están bien fritas. No se puede pedir más. 🌶🔥: Los pegotillos blancos consisten en un allioli artesano con huevo y aceite de girasol con la dosis justa de ajo. Muy rico. Lo de la salsa roja es una locura, pica como un mosquito tigre. Es un sofrito con cebolla, algo de vinagre jerez y muuucho chipotle. De esas que te hacen sudar. 🍻🍴: El nuevo enfoque del antiguo 'Buddha bar' quiere darle más protagonismo a la gastronomía y huir de la etiqueta de 'bar de copas'. Les va a costar mucho, porque la estructura y ubicación no ayuda. Quizá una cierta moderación en los precios también daría un impulso, pero es que no quiero ni pensar lo que debe costar alquilar ese monstruo. #ElephantBCN #Eixample #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

sábado, 21 de julio de 2018

viernes, 20 de julio de 2018

L'òstia

·L'òstia· 🏙: Pl. de la Barceloneta, 1. 📝💶: 4,90€ 🍟🥔: Dejan con piel a la patata 'agria', en unos cuadradillos de talla M, y los pochan previamente a la fritura intensa en aceite de girasol. Te llegan a la extraordinaria terraza calentitas y crepitantes como ellas solas, a Sant Miquel del Port pongo por testigo. 🌶🔥: Para obtener esa salsa roja tan chula, elaboran un sofrito casero con tomate pera natural, y lo dejan reducir con cayena 'ojo de pájaro'. El blanco acompañante es un allioli con ajo descorazonado que les sale de rechupete, porque es una mezcla de girasol con oliva. Para dejarte ya de piedra pómez, se culmina la tapa con una carne magra de cerdo artesana, adobada por ellos en pimentón y otras especias. Una barbaridad que figura siempre en el top del barrio marinero. 🍻🍴: Su terraza es tan preciosa, y sus vistas tan conspicuas, que tendrías que hacerlo todo fatal para no llenarla. No es el caso de Jaume y su gente, familia de restauradores de la Barceloneta desde hace mil generaciones. Un ejemplo son estas bravas, pero si repasáis la carta, entendréis a qué me refiero. Por cierto, si os pasáis, preguntad por sus salones privados; yo creo que os van a sorprender... #LOstiaBCN #Barceloneta #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

jueves, 19 de julio de 2018

La fàbrica del vermutillo

·La fàbrica del vermutillo - Granados· 🏙: C/ València, 224 📝💶: 5,60€ 🍟🥔: Curiosa forma cúbica, que se acerca incluso a la talla S, la que aplican a esta patata tipo 'mona lisa'. Y también curiosa su elaboración, que consiste en un pochado previo (normal hasta aquí), peeeero con un posterior horneado. No recuerdo haber visto algo parecido. El resultado es grato y, aunque no crujen, el dulzor de esta variedad siempre se agradece. 🌶🔥: La salsa rojo carmesí es una base de tomate frito tuneada con pimentón, a la cual se añade la guindilla para conferir ese toque picante. La salsa blanca es un allioli comercial y, aunque es superior a la media, no me convence del todo. 🍻🍴: Envidiable la capacidad de surfear la nueva ola de 'neovermuterías' de esta gente. Ya suman 5 locales con 2 marcas: 'Fàbrica del vermutillo' y 'Bodega Monumental'. Pese a potenciar una actividad de lo más tradicional, no dan la espalda a la innovación, lanzando nuevos productos como: vermuts con cola, con guaraná, ginseng... #lafabricadelvermutillo #Eixample #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

miércoles, 18 de julio de 2018

Mas Guinardó

·Mas Guinardó· 🏙: Pl. Salvador Riera, 2. 📝💶: 6€ 🍟🥔: Como tienen mucha demanda, no paran de pelar y cortar patatas de la variedad 'agria' en cubos de talla S plus. Los pochan, para dejar su interior meloso, y luego, cuando llega la comanda, los fríen a alta temperatura. Tal y como era de esperar, cuando te llegan a la mesa y pinchas una patata, la sensación al morderla es erótica. 🌶🔥: El manto blanco es un allioli de leche, o 'lactioli', que lleva ajo sin asar, ni blanquear, ni nada... ¡a lo loco! Lo más curioso es que les queda excelente, suave, y no repite ni nada. Algún secreto tendrá... La roja es tope original, a la par que sencilla. Lleva, solamente: tomate fresco troceado, chile 'habanero' y ajo en láminas. Lo mezclan todo, lo ponen en el horno y, una vez asado, se tritura hasta dejarlo algo grumoso. Pica bastante, pero se echa un pegotillo nada más, no tienes que sufrir por tu lengua. 🍻🍴: El 'Casal d'Entitats Mas Guinardó' ocupa una histórica masia, perfectamente rehabilitada, inmensa, y con unas vistas alucinantes. El bar está en los bajos, con una terraza que sería la envidia de cualquier hotel pijo de las zonas más turísticas. Por las tardes se pone a tope, porque a la sombrita pasa una brisa perfecta para el 'cerveceo' y el 'braveo'. Las papas son carillas, pero de alguna forma se tiene que pagar la concesión de un sitio tan chulo al Ayuntamiento... #MasGuinardo #Guinardo #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

martes, 17 de julio de 2018

La burg

La burg· 🏙: Pg. Sant Joan Bosco, 55. 📝💶: 2,40 / 3,60€ 🍟🥔: Una montaña de 'mona lisa' de dimensiones bíblicas. Eso de que hay que irse al extrarradio, porque en Barcelona ciudad no dan buenas raciones, me lo voy a tener que comer con patatas (valga la redundancia). Lo más jevi es que están buenísimas, bien fritas en 2 tongadas (pochado + fritura) y bien dulces, exprimiendo al máximo la tipicidad de la variedad. 🌶🔥: Someten a la racionaca de papas a una catarata tipo Niágara de un allioli de leche sabrosísimo pero que no llega a repetir. Con el claro objetivo de que sea una tapa ideal para lucir palmito en verano, le agregan un chorrazo de aceite picantito en el que se manifiestan claramente la cebolla bien reducida, la ñora y el aroma choricero del pimentón ahumado. 🍻🍴: Más que pioneros del hamburgueseo gourmet, llevan desde 2008 dando guerra en la zona alta y llenando siempre. Probé sus bravas ya en 2009 y han estado coqueteando con el top de la ciudad continuamente. Probadlas y me decís si las meto o qué, porfa. #LaBurg #Sarria #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

lunes, 16 de julio de 2018

Classroom

·Classroom· 🏙: C/ Entença, 303. 📝💶: 5,90€ 🍟🥔: Si tuviese un top de bravas crujientes, éstas estarían en el 1. ¡Qué barbaridad! Hojaldradas es poco, hacen más ruido que una lasaña de pringles rellena de kitkats. ¿Cómo lo consiguen? El chef me chivó que deshidratan las 'agrias' en el horno con una buena base de sal. Luego las fríen a muy alta temperatura y quedan completamente desestructuradas en láminas. En serio, al loro al morderlas, que te dejan sordo. 🌶🔥: La salsa roja se basa en un sofrito casero de tomate troceado y reducido durante horas. Se le añade algo de vinagre y pimentón, y un ingrediente secreto que no me soltaron, pese a que les torturé imitando mal a Chiquito. El allioli está perfecto de ajo, va a gustar a 'toquisqui'. La mezcla de las dos es curiosa porque el picante de la roja aparece bastante tarde. Molan. 🍻🍴: Les llaman 'bravas cabreadas' pero no hay que asustarse. Un local amplio, con diferentes espacios muy diáfanos, con un look neoyorkino, quizá. Cocina internacional, pero algunos toques tradicionales, como el caso de la tapa que nos ocupa. #Classroomrestaurant #LesCorts #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

domingo, 15 de julio de 2018

Bar Mi Casa

·Mi Casa· 🏙: C/ Rafael Casanova, 2. S.V. Horts. "Bravas campuchanas" 📝💶: 5,35€ 🍟🥔: Ole su chistorra morena, por arriesgarse y utilizar la variedad 'agria' en sus bravas. Pese a que no crujan como otras, tienen tanto dulzor y conjugan tan bien con esas salsas que las bañan, que se merecen un aplauso. 🌶🔥: Un allioli de leche, o 'lactioli', suave y que no repite nada. Unos pegotillos de salsita arromescada, que es la anaranjada que ves en la foto. Se espolvorean con unas finas hierbas, y se coronan con esa chistorra gloriosa, granatosa, y que te obliga a renunciar a la 'operación trikini' y a alojarte perpetuamente en la 'maniobra saco patatas'. 🍻🍴: Sergio es un crack, salta a la vista. ¿A quién se le puede ocurrir hacer una carta a modo de revista de viajes? ¡Y con 7 tipos de bravas diferentes! Es la tercera generación (por eso lo de 'Mi Casa'), ha actualizado a todos los niveles el local, pero manteniendo el aire familiar, y lo tiene siempre a tope. Este chico no sé qué más quiere... #BarMiCasa #SantVicencdelHorts #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

sábado, 14 de julio de 2018

Vori bistro burger

·Vori Bistró Burger· 🏙: Av. Gallart i Monés, 6. El Prat. 📝💶: 4,10€ 🍟🥔: Tal como viene sucediendo en la mayoría de locales de la corona metropolitana de Barcelona, no escatiman con las cantidades. Lo que viene a ser lo mismo: en la capital nos toman el pelo. La ración es una montaña que casi me impide ver a mi acompañante. Encima, la patata, es de una variedad desconocida (yo diría que entre una 'agria' y una 'kennebec') que se la trae un 'pagès' de la huerta del Prat, o sea, que más Km. 0, imposible. Están perfectamente fritas, en dos tiempos, con lo cual, el disfrute patatero es superior. 🌶🔥: Utilizan chipotle adobado para tunear un allioli industrial que, como resultado, rinde una salsa de color rosa pastel con sus motitas del chile ahí bien presentes, y que le dan carácter. Yo pondría otro allioli de base, pero claro, las venden como churros, o sea que... ¿para qué cambiar? 🍻🍴: La terraza más concurrida las tardes y las noches en la zona más concurrida del Prat. En pleno meollo y a dos pasos del metro. La gente hace cola para apretarse sus burgers como posesos. No me extraña, el secreto está en la carne. #VoriBistro #ElPrat #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

viernes, 13 de julio de 2018

Jabato

·Jabato· C/ Ramon y Cajal, 122. 📝💶: 4,80€ 🍟🥔: Gajos de unas demenciales dimensiones, que superan incluso la talla XL. Os juro que hay 'medialunas' que se tienen que dividir en tres para poderlas encajar en la mandíbula de un homo sapiens adulto. Crujen bastante porque son patatas de la variedad 'agria' que se han pochado previamente, conservando la piel, y se sumergen en aceite rabioso instantes antes de servirlas. 🌶🔥: Como si fuera una lengua de lava, la maravillosa espuma brava (se hace con sifón) se apodera de la práctica totalidad de la cazuelita. La elaboran con: tomate crudo, pimentón ahumado (y un poco del picante), huevo y... ¡nada más! La primera impresión es casi de un salmorejo, pero luego vira hacia el picante: un hito. En la foto es casi inapreciable la salsa blanca, un allioli riquísimo al que añaden un curioso toque de miel, la pobrecilla queda absolutamente eclipsada por el maremoto nivel 'Lo imposible' de salsa carmesí. Me gustaron ambas muy muchísimo. 🍻🍴: Con 7 meses de vida, recuperan la esencia del primer negocio del local, una bodega y casa de comidas muy querida en Gràcia. A dos pasos de Joanic, cañitas Mahou bien tiradas, estas bravazas, tapas sencillas pero de campeonato, servicio guay y un chef con experiencia y pragmático. Me las habían recomendado muchas veces. Van a petarlo fijísimo. Al próximo top de Gràcia. #JabatoTaperia #Gracia #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

jueves, 12 de julio de 2018

L'olivera

·L'olivera· 🆕️PRIMICIA🆕️ 🏙: Escultors Claperós, 39. BCN. 🍾Cavas y bravas: hoy, @cavaescofetrosell 📝💶: 4,25€ (+ 2€, copa de cava) 🍟🥔: Cuando piensas en bloques de bravas clásicas, te vienen a la mente las de 'L'olivera'. Peeeeero... éstas son 'monalisas', con lo cual no crujen como la 'agria', sin embargo, tienen ese punto dulce y meloso que seduce a propios y extraños. Si, encima, les aplicas dos frituras bien hechas: pochado y remate enérgico, obtienes incluso un puntito crepitante en superficie. Así, sí. 🌶🔥: Parecen dos salsas, pero son tres: 1. Sofrito de tomate, cebolla, algo de azúcar como corrector de acidez, pimentón, guindilla 'ojo de pájaro', pimentón ahumado, pimienta... y alguna cosilla más. 2. Allioli de ajos escalivados, de ese que no te tiene cinco horas recordando el ajete y la madre que matriculó al chef. 3. Un sutil mojo de pimiento, tomate, vinagre, comino y orégano, que ejerce prácticamente de aderezo. 🍻🍴: Esto sí que es una terraza auténtica de barrio. Precios tan populares que no parece Barcelona (no veas como están los calamares andaluza... ¡y qué precio!). Da la primera impresión que esté como lejos de todo y luego, en realidad, te das cuenta que está a dos pasos de Glòries y a uno del nuevo Centro Comercial. #LOlivera2015 #Clot #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

miércoles, 11 de julio de 2018

El palomo cojo

·El palomo cojo· 🆕️PRIMICIA🆕️ 🏙: C/ Guardiola i Feliu, 1. 📝💶: 3,85€ 🍟🥔: Te llega la copiosa bandejita y, cuando pinchas el primer trozo, te deja alucinado como cruje. Pinchas un segundo trozo y... ¡también es super crunchy! Pues nada, que no debe ser casualidad... le pregunto a Marc, el insultantemente joven chef, y me comenta que usa patata 'agria', la pasa por el horno y, cuando llega la comanda, le da una fritura rápida a temperatura enérgica. El resultado es sensacional. 🌶🔥: Se saca de la manga dos salsas fenomenales. La roja, es una picada de frutos secos, aceite, ajitos... y con pimentón picante, que es la que da vigor al conjunto. Por la otra banda, ejecuta un perfecto allioli, o 'ajonesa', a base de ajos al horno (escalivados) que aporta suavidad y cremosidad a la mezcla final, sin que destaque el verdor del ajete, que ha quedado mitigado al ser asado. De lujo. 🍻🍴: Esto sí que es triple salto mortal con tirabuzón y doble pirueta. ¡Menuda juventud con iniciativa! Hartos de los grupos de restauración en los que habían colaborado, disconformes con su forma de trabajar, se pillan un bareto de barrio que había caído en desgracia, lo maquean, y se ponen a elaborar cocina de mercado de un nivel más que considerable. Resultado: un miércoles por la noche, el local casi lleno. No os perdáis sus bravas, por supuesto, y preguntad si tienen berenjena frita. #ElPalomoCojoBCN #SantAndreu #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

martes, 10 de julio de 2018

My fucking restaurant

·My Fucking Restaurant· C/ Nou de la Rambla, 35. 📝💶: 5,50€ 🍟🥔: No son patatas. Se nota, ¿no? La 'panella', 'panissa' o 'farinata di ceci' son productos elaborados con harina de garbanzos y muy populares en el sur de Italia. Curiosamente, para nosotros es más familiar el falafel, otra variante, en este caso, de origen árabe. La versión que ejecutan en MFR es majestuosa: una vez han obtenido la textura deseada batiéndola a temperatura controlada, enfrían la pasta hasta poderla cortar en cubos. Estos dados los fríen a alta temperatura, para obtener una estructura flipante. Cuando les hincas el diente, son adictivos. La corteza es gruesa y ultracrunchy, mientras que el corazón se mantiene meloso. 🌶🔥: La salsa blanca es un allioli, una ajonesa con los ajos bien blanqueados para que pierdan la intensidad y no nos repitan tanto. Les queda muy suave y agradable. La colorada tiene un tono carmín precioso y es un sofrito de tomate muy reducido al que se añade chipotle adobado. No es excesivamente picante, pero notas suficientes agujitas en la boca para considerarla bien brava. Disponen las salsas en pegotillos con biberón y, para que los supersalseros no tengan que pedir un extra, todo el fondo del bol está lleno de ambas mezclas. 🍻🍴: En cuanto vi su mini plantación urbana en el patio interior desde el comedor, con todas esas plantas aromáticas, ya me sedujeron, y... Nico me llevó al huerto. Y allí me explicó que decidieron cerrar el 'Oviso' y 'La Castanya' para centrarse en esta maravilla. Cocina 'healthy' con algunas indulgencias, muchos platos vegetarianos (algunos procedentes de sus anteriores proyectos) y una ejecución impecable. Ah, y la presentación está cuidadísima, al milímetro. Se intuye que me gustó, ¿no? #MyFuckingRestaurant #Raval #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

domingo, 8 de julio de 2018

Caramba Tapas

·Caramba Tapas· 🆕️PRIMICIA🆕️ 🏙: C/ Cera, 57. 📝💶: 4,50€ 🍟🥔: Siguen con sus riquísimas 'monalisas', que fríen en los dos pasos, como los que aparecen en las tablas de los mandamientos braveros: 'siempre pocharás las patatas' y 'siempre freirás a alta temperatura justo antes de servirlas'. La anterior fórmula funcionaba, ¿para qué variarla? Y más con los cambios que han hecho en las salsas... 🌶🔥: ¡Tres salsas! 1 .No veas el jaleo que tiene la salsa roja... primero, hacen un sofrito que se reduce durante horas, con romero y pimentón. Pero es que luego le añaden un punto de 'salsa infierno'. ¿Y qué lleva esa animalada? Pues es una pasta de chiles y 'naga morich', uno de los engendros más picantes del mundo. El resultado es picante pero no mortal. 2. Este allioli está basado en leche, pero tiene la particularidad de que los ajos han sido congelados previamente, y se pierde ese 'verdor' tan característico. Queda suavesito y agradable. 3. Los churretes que veis en la foto de un tono marronoso son una masa espesísima de cebolla ultrareducida, pimienta, pimentón, laurel, comino... y es lo que más me flipó de estas nuevas bravas. 🍻🍴: Sólo por comprobar las virguerías que hacen para llegar a esta magnífica tapa, ya vale la pena la visita pero, cuando veas salir un cachopo de los grandes de la cocina, vas a quedarte en shock. En serio, el tamaño es sobrecogedor, te quedas entre el susto y la risa. Además, conocerás al tándem Pepe & Raúl, mumajos ellos. #CarambaTapas #Raval #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

sábado, 7 de julio de 2018

La tapeta del Prat

·La tapeta del Prat· 🆕️PRIMICIA🆕️ 🏙: C/ Rosa Ribas i Parellada, 1. El Prat. 📝💶: 3,50€ 🍟🥔: El curro que se da Xavi para cortar esas patatas hasta llegar a talla S, o casi XS, no me lo quiero ni imaginar. Pero es que luego las hierve un poquitín, después las pocha y, finalmente, les da un sofocón para que te lleguen a la mesa bien crujientes. La variedad 'agria' queda incluso dulce, en serio, te la cuela como 'monalisa' fijo. 🌶🔥: También se da una buena paliza haciendo las 3 salsas que lleva esta tapa: 1. Un allioli blanquísimo que parece de leche (y no lo es) suave, pero con el ajo que se nota. 2. Sofrito casero de tomate que se tira horas reduciéndose, con escalivada, un poco de chile 'ojo de pájaro' y alguna otra cosa que no me confesó. 3. Un aceitillo saturado de pimentón y ñora que confiere al conjunto un aire muy canalla, o sea, como su dueño. El desenlace está cantado: al top del Prat directas. 🍻🍴: Una zona del Prat que había quedado un poco olvidada, se reactiva con esta novísima propuesta. Tapas sencillas, pero matonas (chocos, alcachofas de flipar, boquerones, calamares andaluza...). Servicio rápido para una terraza que, en las noches de verano, promete emociones fuertes. #LaTapetadelPrat #ElPrat #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

viernes, 6 de julio de 2018

La porca

·La porca· ☀️TOP 12☀️ 🏙: C/ Mata, 16. 📝💶: 5,50€ 🍟🥔: Le dan un corte to mazacote a unas patatas de variedad 'agria', las dejan con su piel y las confitan. Están muy bien rematadas con la segunda fritura a alta temperatura. No llegan a ser de talla L, con lo cual caben en la boca de un ser humano de tamaño medio. 🌶🔥: Las salsas son su fuerte, me chiflan las dos. La blanca inmaculada que las baña por un flanco es una mayonesa con ajo muy, muy suave, pero la cremosidad que obtienen es fuera de serie, y el cabronazo de Rubèn no me chiva el secreto. La roja que ataca el ala oeste de la patata es un sofrito con pimentón y chipotle de grado medio de spicy. La granizada en plan topping de 'porc rostit' (lo que los moden·nos llaman pulled pork) es opcional, pero yo lo pediría siempre, joder, que estás en 'La porca', tete. 🍻🍴: Los acusan de hipsters, de moderniquis y tal, pero yo creo que es puñetera envidia, porque el local está to wapo, y se han currado una imagen muy chula y un marketing que engancha. La peña va apretarse sus bocatas antes de ir al Apolo, a los teatros... pero aparte de los emparedados, yo le metería mano a las croquetas, la ensaladilla murciana, el tartar de fuet... #LaPorcaBCN #PobleSec #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

jueves, 5 de julio de 2018

El racó de l'Agüir

·El racó de l'Agüir· ☀️TOP 22☀️ 🏙: C/ Tamarit, 117. 📝💶: Gratis / 5,50€ / 6,90€ 🍟🥔: La textura, el color, los matices dulces que adquieren estas patatas son tan maravillosos que empecé a creer en lo esotérico. Yo pensaba que lo que hacía Ferran, el chef, era magia, pero me aclaró que esas 'monalisas' se hierven antes de freírlas muuuy poquito (para ser más precisos, 'marcarlas' ligeramente) y por eso son tan jugosas por dentro. Se ha roto el hechizo y vuelvo a tener los pies en el suelo, pero las patatas siguen estando cojonudas. 🌶🔥: La salsa siempre me había parecido también producto de algún conjuro a base de años de estudio de brujería africana. Ese allioli tenía que tener truco. Pues mira, resulta que aquí sí que acerté. ¡La pimienta! Esas motitas negras ultra aromáticas que estimulan tu pituitaria y evocan incluso a la trufa, es pimienta recién molida que proviene de la isla más grande de África (y la cuarta del mundo). ¿Véis como sí que había algo de magia negra? 🍻🍴: Si vas a comer a la carta, te pondrán un platito de bravas 'by the face' de aperitivo, pero yo pediría siempre la ración grande. Y, ya que estás, pídete un arroz, que es su especialidad; es imposible fallar. Tienen una legión de seguidores más fieles que los davidianos, y abundante, o sea que reserva siempre, o te quedarás en la calle. #ElRacodelAguir #SantAntoni #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

miércoles, 4 de julio de 2018

Cèntric Raval

·Cèntric Raval· 🏙: C/ Ramelleres, 27. 📝💶: 4€ 🍟🥔: En un plato relativamente pequeño, conviven estos grandes bloques de patata. Los observas y te da la impresión que se estén peleando por bañarse en la salsa. Las papas son de la variedad 'monalisa', se cortan así de tochas (perfectamente podríamos definir como de talla L), se pochan, y se consuma la fritura en aceite a alta temperatura. 🌶🔥: El binomio allioli + aceite picante, en un claro homenaje al Bar Tomás de Sarrià, se versiona aquí de una forma excepcional, con un allioli absolutamente porno, que no solamente queda bien en la foto, sino que acaricia tus papilas con una exquisita suavidad. El aceite no es muy picante, pero cumple de sobras con su cometido. 🍻🍴: Cuando la gente compraba discos (abuelo cebolleta mode on) por la calle Tallers, este sitio era parada obligatoria para cañitas que refrescaban el frenesí melómano. Se reformó el local, cambió el espíritu de la calle, llegaron las miríadas de turistas de sandalia & calcetín, y nada volvió a ser igual, pero la preciosa barra, los ventanales y, ahora, estas excepcionales bravas hacen que merezca una parada. En el Top del Raval. #CentricRaval #Raval #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

martes, 3 de julio de 2018

Informal

·Informal· ☀️TOP 2☀️ 🏙: Pg. Colom, 8. 📝💶: 5€ / 8,50€ 🍟🥔: Han sido imitadas hasta la saciedad, pero Marc Gascons, estrella Michelin en 'Els tinars', fue el pionero al crear este hojaldre de patata. Se elabora a base de finísimas láminas de variedad 'agria' de primera calidad, superpuestas, de forma que, tras un tratamiento al vacío, crean un bloque uniforme que permite realizar unos cortes longitudinales a modo de 'sticks'. Se fríen hasta que quedan dorados. Una obra digna de un talento creativo fuera de serie. 🌶🔥: La salsa blanca, que a simple vista no parece nada del otro mundo, es un excelente allioli de ajos asados, que adquiere una densidad ideal para mojar los palitos de patata hojaldrada. La compañera roja es un sofrito de tomate pera pelado en el que no dejan que la cebolla llegue a caramelizar (me lo confesaron al oído, ¡shhht!) y en el que se añade guindilla y pimentón ahumado. Se tamiza y... ¡a disfrutar! 🍻🍴: No están en el número uno porque el local está en un hotel de 5* (el moderno The Serras) y no casa excesivamente con la filosofía de este blog, que es la menos socrática del mundo, por cierto. 'Els tinars' es uno de mis restaurantes favoritos de la vida, y su hermano pequeño (y algo pijillo) no defrauda. Me gustaría alentar aquí a Marc (y a Carla Serra) para que pensasen en un concepto todavía más 'de tapeo', más canalla, para que estas maravillosas bravas puedan llegar a mucho más público. #InformalBCN #Gotic #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

lunes, 2 de julio de 2018

Sirvent

·Sirvent· 🏙: Ronda Sant Pau, 67. BCN. 📝💶: 4,50€ 🍟🥔: Me froté los ojos como 3 veces seguidas cuando me trajeron esta ración tan inmensa. Y cuando digo inmensa, digo INMENSA a todos los niveles, de ración y de tamaño de los trozos: ojo, que había algunos gajos que llegaban a los 10 cm (los medí). Las sirven como si se te hubiese derrumbado una torre de 'Jenga'. Utilizan papas titánicas de la variedad 'agria', las cortan, y las pochan en bandejas en el horno durante unas cuantas horas. Entonces, las envasan al vacío. Cuando llega el momento de servirlas, se les da una fritura a alta temperatura y ya está. Muy buenas y crujientes. 🌶🔥: Pegote bestial de mayonesa de ajo casera esparcida por los tremendos sticks de patata, como intentando disimular su tamaño, pero sin conseguirlo. Atacan por el otro lado con un sofrito de tomate muy reducido, dulce, de una textura amorosa, francamente agradable. Se decoran con cebollino y una espolvoreada de pimentón, para darle un punto más de picante. 🍻🍴: Han mejorado, y mucho, su fórmula anterior de una sola salsa. Sería un lugar de peregrinación bravera si no estuviesen encasillados en el mundo de la horchata y el helado. Se merecen que las conozca más público, pero no sé cuanta gente rebasa las neveras de 'Sirvent' y se adentra en su espacio gastro. La peculiar estructura del local, en forma de 'U', no ayuda. Una pena, porque estas patatas son de lo mejorcito del barrio. #SirventBarcelona #SantAntoni #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

domingo, 1 de julio de 2018

Montesquiu

·Montesquiu· ☀️TOP 11☀️ 🏙: C/ Mandri, 56. 📝💶: 2,95€ 🍟🥔: Este corte 'tipo panadera' pequeño, finito, que aplican a la variedad 'agria', hace que algunas se hinchen y lleguen al punto 'souffle', o el que muchos consideran el tipo de fritura más complicado para unas patatas. Son tan bonitas que se te va la mano directa a pillar una, pasando del tenedorcillo. Escandalosamente crujientes, la ración se te hace muy pequeña. 🌶🔥: La mítica salsa anaranjada la definí ya hace años como un 'espinalesco', o sea ('Espinaler' + romesco), pero no es una descripción suficientemente precisa. Básicamente, porque no lleva frutos secos (aunque sí ñora), ni tomate (aunque sí vinagre y pimienta). No pica mucho, ni falta que hace, es excelente y hay que porbarla una vez en la vida. El allioli es opcional, tiene leche como base, y lleva ajos asados para rebajarle la bofetada. Yo siempre lo pido. Es que soy un ansias. 🍻🍴: Cuando el gran Javier de las Muelas adquirió este local, decidió conservar la fórmula bravera original y acertó. De hecho, en este sitio, me parecen todo aciertos: el servicio, el diseño, la carta, el producto... si pudiese pagarlo, me quedaría a vivir ahí, pero claro, uno es de barrio bajo y tiene que conformarse con estas asequibles bravas. #MontesquiuBCN #SantGervasi #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on