viernes, 10 de agosto de 2018

Bar Tomás

·Bar Tomàs· ☀️TOP 0☀️ 🏙: C/ Major de Sarrià, 49. 📝💶: 2,70€ Las más populares y polémicas de la ciudad. Amadas y odiadas a partes casi iguales. Catedralicias, dicen algunos, mientras otros sostienen que están más que sobrevaloradas. Personalmente, me parecen unas papas bestiales, pero tienen un problemón: son muy irregulares. Me explico: si no tienen el día (van de culo, o al revés, cuando no tienen mucho trabajo), te las pueden servir horriblemente fritas o, incluso, crudas. Si te has dado la paliza de ir a Sarrià adrede, y les pillas en un mal día, te dan ganas de asesinarles. Por eso las saqué del Top 1, que ostentaron muuchos años, y creé ese honorífico Top 0. Un puesto hecho a medida para que observen, desde su privilegiada atalaya, la actual batalla silenciosa que se está librando en Barcelona por conseguir las mejores bravas. Detallada descripción que escribí hace días, y que me parece vigente: 🍟🥔: Ni 'french fries' ni 'pont neuf', sino todo lo contrario. Feas como ellas solas. Llevo años dudando entre si son Kennebec o Red pontiac, quizá usen las dos, dependiendo de la época óptima. Si aplican 2 frituras bien hechas, su consistencia es casi mística... para casarse con ellas. 🌶🔥: Allioli + aceite picante: la fórmula salsera que cambió la historia de las bravas en media península, y dividió al universo entre sus partidarios y detractores. Un allioli tan potente que repite durante horas pero, aunque sabes que vas a eructar ajo tres lustros, no puedes dejar de comerlo. Casi tan adictivo como su aceitón, con unas especias secretas que se cultivan en una cámara acorazada del Pentágono protegida por un ejército de unicornios satánicos y de Carabanchel. 🍻🍴: Historia viva de la ciudad, monumento que empequeñece a la Sagrada Familia, referencia de generaciones que han transmitido sus conocimientos a través de ADN modificado por efluvios de ajo concentrado. Oasis de cutrez en barrio pijo, trajes de 3000€ manchados de aceite y rescatados con 'Cebralín', alemanes en 'chancletín' escaldados por el sol y las patatas candentes. El Tomás es el garante de la paz mundial bravera, pero en vez de casco azul, viste chaleco marino. #BarTomas #Sarria #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Salut i braves!