domingo, 30 de septiembre de 2018

Bodega la palma

View this post on Instagram

·Bodega la Palma· ☀️TOP 7☀️ 🏙: C/ Palma de Sant Just, 7. 📝💶: 5,25€ 🍟🥔: Buenos bloques de patata de la variedad Agria, que puedes ubicar entre la talla M y la L perfectamente. Se aplica la biblia patatera, que tiene como precepto un pochado previo y una fritura intensa. Aparecen en tu mesa impecables, crocantes y con su piel. Y se hace el silencio. 🌶🔥: Ese rojo tan intenso, casi de helado de frambuesa, es el de un sofrito de tomate casero, espeso, con horas de elaboración detrás, y que da notas, siempre en su justa medida, de ñora, tomate seco, pimentón... pero todo muy elegante. El allioli, of course, también homemade, es de esos mágicos, brillantes, sedosos, incluso hasta fotogénico. No me digáis que no queda bonito con esos churretes tan cuquis. 🍻🍴: Soy fan de Judit, es la bomba. Está en el mundo de la hostelería desde siempre, hace y deshace como si todo fuera fácil. Lo mismo te gestiona una casa rural, que un restaurante, o una magnífica (e histórica) taberna como esta. Y es que, cuando busco la idea platónica de bodega clásica, aparece La Palma. Es inevitable. Y aunque de tradicional ya no queda nada, porque actualmente conviven los turistas con los autóctonos, codo a codo, devorando tapas y apurando tragos, este sitio consigue el hito de contentar a todos sin que la calidad de la carta se resienta en exceso. #BodegaLaPalma #Gotic #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

jueves, 27 de septiembre de 2018

Sant Martí

View this post on Instagram

·Sant Martí· 🏙: Pont del Treball, 11. 📝💶: 4,50€ 🍟🥔: Una de las versiones de las famosas bravas de Arola que más me ha gustado. Evidentemente, son unas patatas que requieren un trabajo especial, o sea que hay que aplaudirles por el riesgo adicional asumido. Pero es que lo mejor es el resultado: efecto bombón conseguido. Crujientes por fuera, tiernas por dentro, y explosión líquida en su interior. 🌶🔥: Las dos salsas son completamente artesanales. Un allioli rico en yema, aunque se mantiene blanquito, y una salsa brava fantástica, heredada y secreta, sin tomate, en la que predomina el vinagre, el pimentón y la pimienta (y no puedo decir más). La suma de ambas es estupenda. 🍻🍴: Sin duda, el mejor restaurante de la zona. Aunque sea muy popular por su bestial menú de mediodía a 13€, lo que te deja absolutamente ojiplático son sus extensísimas cartas. Sí, en plural, porque tienen una de tapas, y otra de principales. Y por si fuera poco, hay una pizarra con sugerencias. El nivel de cocina ya lo querrían muchísimos restaurantes céntricos y que se gastan fortunas en publicidad. Si vives cerca, ve ahora mismo y, si estás más lejos, no tienes excusa, el metro está a 300m. #SantMartíRestaurant #SantMarti #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

miércoles, 26 de septiembre de 2018

Le petit Paris

View this post on Instagram

Le petit París· 🏙: Ctra. del Prat, 30. BCN. 📝💶: 4,10€ 🍟🥔: Aunque en la foto casi no se aprecien, son unos cubos de talla M sin piel. Elaborados con patata Agria frita en dos tandas, con el consiguiente efecto crujiente por fuera, y blandito por dentro. Más que correctas. 🌶🔥: Aquí llega el sarao padre y la razón por la cual se llaman 'bravas bárbaras': 1 - Una vez fritas, se rebozan en parmesano rallado. ¡Al loro! 2 -Se añade salsa brava (de receta ultrasecreta, y que no puedo revelar). 3 - Se adicionan unos trocitos de chistorra. 4 - Se les da una lluvia de virutas de cebolla frita crujiente. 5 - Se culminan con un tormenta de pimentón picante. 🍻🍴: En una zona con cada vez más competencia por ofrecer el mejor menú del día, ellos apuestan por algo más que el clásico bistec con patatas. Las terrazas de los negocios colindantes van a tener que ponerse las pilas, porque los clientes prefieren las tapas más creativas de Caterine, a las típicas que vienen ofreciendo desde hace mil años sus vecinos. #LePetitParisBarcelona # #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

martes, 25 de septiembre de 2018

El pràctic

View this post on Instagram

·El pràctic· 🏙: Ctra. Esplugues, 238. Cornellà de Llobregat. 📝💶: 4,10€ 🍟🥔: Una ejecución fantástica de la patata agria en dos tiempos, hace que te llegue completamente crujiente a la mesa. La talla de los pedazos, que oscila entre la M y la S, permite comer entre 2 y 3 por bocado. Sin piel y con mucha corteza. Más que notables. 🌶🔥: El espléndido allioli, suave, hasta con un cierto aspecto cristalino, se dispone en pintorescos churretes sobre las papas. El pobrecito queda eclipsado estéticamente (no de sabor) por la salsa roja, un sofrito tamizado con cebolla, tomate y rocoto que adquiere un picor medio. Pimentón espolvoreado por encima, cebollino de decoración y... ¡a disfrutar! 🍻🍴: El peruano Andrés Huarcaya, tras su aventura por Les Corts, abre en Cornellà un pequeño espacio en el que nos sigue fascinando con su plato estrella: la oreja crujiente. Pero a mí, lo que me dejó anonadado fueron sus fórmulas de mediodía, más que asequibles (desde 7€), unos 'platos combinados' nutritivos, equilibrados e incluso con opción vegetariana. Estaba a tope, evidentemente... #ElPractic #Cornella #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

lunes, 24 de septiembre de 2018

Hotel El Palace

View this post on Instagram

·El Palace Hotel· 🏙: Gran Via, 668. 📝💶: 10€ 🍟🥔: Son ya unos cuantos restaurantes los que juegan con este 'trampantojo': churros que no son churros, si no unas patatas listas para mojar en salsa brava. Lo que pasa es que este es el sitio donde he visto mejor ejecución y textura. Su secreto, me chiva el chef @marcmallasen, es añadir una pequeña proporción de pasta de garbanzos a la fórmula, que acaba adquiriendo una densidad pasmosamente similar a la de una churrería. 🌶🔥: Parece una taza de 'suizo' (chocolate a la taza con nata montada), ¿verdad?. Pues se trata de una espuma de allioli de ajos confitados espectacular, un 10/10. Por si fuera poco y, aunque no se aprecia en el vídeo, el fondo de la taza alberga una roja salsa brava, a base de chipotle y pimentón, picantita, que conjuga a la perfección con el resto. Otro 10/10. 🍻🍴: Cuantos dieces sobre diez, ¿no? Pues sí. Es que son alucinantes. Problema: su precio. Otro diez, ¡pero diez euros! ¿Vale la pena probarlas? ¡Of course! Sé que vais a dejar comentarios calificando el precio de injustificable, pero por favor, pasad a probarlas, y luego opinad. Es un hotel de 5* y tiene una terraza que está en el Top5 de la ciudad, las vistas son alucinantes, el jardincito se sale, tienen plantas aromáticas, un servicio de lujo... yo creo que para darse el capricho, aunque sea una sola vez, vale muuucho la pena. #HotelPalace #Eixample #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

viernes, 21 de septiembre de 2018

Bodega Montferry

View this post on Instagram

·Bodega Montferry· ☀️TOP 27☀️ 🏙: C/ Violant d'Hongria, 105. 📝💶: 4€ 🍟🥔: En forma de estrechitos pero grandes gajos, conservan la piel en su configuración final. Se elaboran con patatas de la variedad Agria, cociéndolas previamente, y dándoles un baño de aceite a alta temperatura justo antes de servirlas bien crujientes. 🌶🔥: Una sencilla salsa de chipotle, tomate y pimentón que, curiosamente, adquiere unos fabulosos recuerdos a los aderezos tipo 'Espinaler', con lo cual, el combo con su estupendo vermú a granel se merece una ovación cerrada. La obra se culmina con un ciclón de pimentón picante y hojas de romero. 🍻🍴: Son ya unas cuantas tapas y tragos compartidos con Alberto (alias @enocasionesveobares), uno de los cerebros perpetradores de la transformación de la histórica Montferry en su versión 2.0, capitaneada por Marc. Las fotos de sus bocatas del día, ya famosos en Instagram, las croquetas, el fricandó... y uno de sus hits, los carajillos, deberían propulsarte hasta Sants ahora mismo cual resorte. #BodegaMontferry #Sants #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

miércoles, 19 de septiembre de 2018

Ocho patas

View this post on Instagram

·Ocho patas· 🏙: Av. Tarradellas, 11. 📝💶: 4,60€ 🍟🥔: Llamativa presentación en unos inmensos gajos (talla XL segura) que crujen una barbaridad y necesitan dos bocados por cacho. Es patata de la variedad agria de primera calidad y me explicaron que las asan primero en el horno, para rematarlas en aceite muy caliente unos pocos minutos antes del servicio. Muy buen resultado. 🌶🔥: La salsa roja está basada en un ketchup muy tuneado con, entre otras cosas: romero, chipotle, kimchi, pimienta rosa, tomillo y pimentón. Se corona con un pegote de allioli comercial, y se añaden unas hojas de orégano a modo de decoración. 🍻🍴: Una oda al pulpo en todas sus presentaciones posibles: croquetas, en tortilla, a la gallega... incluso la decoración (un mural hecho con cazos) evoca a la pata colmada de ventosas del cefalópodo. A la hora del menú de mediodía está petado por su gran RCP, pero yo destacaría su tapeo, a tener muy en cuenta en una zona que pasa bastante desapercibida, pese a su bullicio. Las bravas no son su fuerte, pero están trabajando ya para mejorar esas dos salsas, y que lleguen al nivel de la papa. #OchoPatas #Sants #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

martes, 18 de septiembre de 2018

Marimorena Barcelona

View this post on Instagram

·Marimorena Barcelona· 🏙: C/ Loreto, 24. 📝💶: 6€ / 12€ 🍟🥔: Conocía varias propuestas de bravas en forma de gofre, pero ésta, sin duda alguna, es la cumbre. Un extraordinario trabajo que culmina en el punto justo de crujiente en su exterior, mientras que se conserva un interior de una ternura casi cremosa. Y sin ser aceitoso. Muy bien. 🌶🔥: Paleta de pintor con colores entre la psicodelia y lo mondrianiano, que incluso sacude tus recuerdos de juegos infantiles (parece un 'Simón', ¿no?). La virguería de salsas que colmatan las hendiduras son las siguientes: Rosa: Mayonesa de kimchi. Roja/anaranjada: Salsa bbq casera. Rojo oscuro: Tomatito picante. Amarilla: mostaza. Parda: allioli de ajo negro. Blanca: allioli de humo. Las dos últimas, sin desmerecer a las otras cuatro, son riquísimas. Me hubiese pedido un tarro. 🍻🍴: Te sirven este plato y tu mano se dispara al móvil para fotografiarlo; es un acto casi reflejo. Albert Mendiola, 'Cuiner de l'any 2017', consigue su propósito, divertir y sorprender con producto de proximidad, pero con una elaboración superlativa, que deja boquiabierto. Sí, todas sus creaciones quedan muy bien en la foto, pero su mejor expresión se despliega en el paladar. Deja de mirar Instagram y vete pitando. 💘😍: Las prefes de @foodyingbcn, mira en mis historias destacadas "Favoritas de...". #MarimorenaBCN #LesCorts #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

lunes, 17 de septiembre de 2018

Meraklís

View this post on Instagram

·Meraklís· 🏙: Enamorats, 130. 📝💶: 4,20€ 🍟🥔: No he visto a nadie tratar la patata (variedad Monalisa) como Quim, el chef de Meraklís. Empieza por un 'sellado' a alta temperatura, las deja reposar un poco, las pone en el horno 15 minutos, consiguiendo una especie de confitado, y las deja reposar 30 minutos más. Para acabar, las remata con otra fritura a alta temperatura que realza toda la parte crepitante exterior. Una locura de ricas. 🌶🔥: Pone a macerar un montón de especias seleccionadas, ajo y guindilla en aceite. Las tritura un pelín y finalmente rocía las patatas con esta maravillosa mezcla. Una auténtica lástima que luego se utilice mayonesa industrial, con lo poco que costaría hacer una ajonesa suave y conseguir una bravas totalmente 'top'. 🍻🍴: El ambiente decadente de este curioso local es su mayor activo. Su terracita trasera, ese salón que recuerda a 'casa de la teva tieta' y la decoración ecléctica, consiguen una atmósfera bohemia única en la zona (una calle ya de por sí bastante recóndita). Si le añades la brillante selección de vinos eco de Malena, se convierte en lugar de peregrinaje obligatorio en el Clot. Hay que cambiar esa mayonesa, eso sí. #Meraklis #Clot #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

domingo, 16 de septiembre de 2018

Bellavista del jardín del norte

View this post on Instagram

·Bellavista del jardín del norte· 🏙: Enric Granados, 86. 📝💶: 7,20€ 🍟🥔: Pensé lo mismo que tú al leer el importe en la carta... ¿¡7 eurazos!? Pues mira, te diré que, cuando las pruebas, enseguida intuyes las toneladas de horas de trabajo que hay detrás. Su textura, prácticamente hueca y que recuerda a un churro, o a un curioso hojaldre, se obtiene con un más que tedioso proceso que me tuvo que venir a explicar Miguel, su chef asturianu. Fritura, congelación y un machacado (¡a mano!) son algunas de las etapas que conducen hasta esta maravilla. Otras de esas bravas que, pese a su precio, hay que probar una vez en la vida. 🌶🔥: Fantástica espuma de un allioli que elaboran con ajos confitados y un poco de ajo crudo. El picante sofrito de chipotle, pimentón, guindilla y cebolla muy reducida, queda un poco oculto bajo la efervescencia, pero está de lujo. Se completa todo con un chorrito de buen aceite de oliva y una espolvoreada de pimentón. 🍻🍴: Esta faraónica inversión del Grupo Iglesias me despertó reticencias desde el minuto cero pero, cuando empecé a probar platos, me la tuve que envainar. Muchas creaciones proceden directamente de Tickets o la Bodega 1900, con lo cual, son tiro seguro. Los mejillones escabechados, las navajas, la pizza... son fuera de serie. El problema, pues el eterno y omnipresente... dinero, parné, guita... ¡el precio! Pese a que no te gastas el pasturrial que exigen los otros restaurantes citados del grupo, no es un sitio al alcance de todos los bolsillos. #BellavistaBCN #Eixample #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

viernes, 14 de septiembre de 2018

Més de vi

View this post on Instagram

·Més de vi· ☀️TOP 20☀️ 🍾Festa del Poblenou🍾 by #bravasBCN 🏙: C/ Marià Aguiló, 123. 📝💶: 4,95€ 🍟🥔: Miman de tal manera a las patatas de la variedad Agria, que me los imagino en los fogones haciéndoles masajes. No sé si tienen cocina o un Spa, porque salen fritas con una salud de hierro, crocantes por fuera y tiernas por dentro. Algunas de talla L, pero casi todas en M size. Yo me levanto y aplaudo en cada mordisco. 🌶🔥: Para llegar a elaborar esa 'ajonesa' dedican un buen rato previo a hornear los ajos. Sólo de esa forma se obtiene un aroma tan suave y se le confiere a la mezcla final el caracterísitico cariz acaramelado de tono pastel. El sofrito rojo que culmina en una exquisita salsa agridulce, me confiesan que requiere 12 horas de fuego lento y que se compone de más de 10 ingredientes. Telita. 🍻🍴: El equipo de Raquel ofrece mucho más que las mejores bravas del Poblenou. La originalidad de sus tapas es conocida en todo el barrio y su oferta de vino por copas no tiene igual en la zona. Aprovecha ahora, durante la Festa Major, que tienen terracita y una carta más liviana, para degustar unos cuantos platillos. #Mesdevi #Poblenou

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

miércoles, 12 de septiembre de 2018

El Quim de la Boqueria

View this post on Instagram

·Quim de la Boqueria· 🏙: La Rambla, 91. 📝💶: 4,50€ 🍟🥔: Cortan la variedad Monalisa en tacos y tetraedros de talla M, muy canónicos. Se someten a las dos frituras óptimas para buscar el punto crujiente, vamos, el que permite ese tipo tan puñetero de patata. 🌶🔥: De ese allioli me tragaba yo dos cucharones: aceite de girasol y oliva, con suave toque a ajo y un pelín de perejil. Y casi te digo lo mismo de la salsa rosa: tirando a dulce, no muy picante, a base de un sofrito de tomate con guindilla, pimienta, aceite y... un poquiiito de avellana. Le echaría más cantidad de las dos salsas, por dos razones: soy un tragón y... ¡queda mejor la foto! 😬 🍻🍴: Esto no es una parada de mercado, es historia de Barcelona. Te encontrarás codo a codo con marqueses, turistas, vividores, artistas... y a todos os atenderán igual. No creo que las bravas sean su mejor tapa, pero da lo mismo, hay que ir. Es obligatorio. Igual que tomarse uno de sus vinos o cavas que tienen en fresco, siempre una selección precisa y acurada. #QuimdelaBoqueria #Raval #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

lunes, 10 de septiembre de 2018

Panoràmic Montgat

View this post on Instagram

·Panoràmic· 🏙: Parc de les bateries. Montgat. 📝💶: 4,50€ 🍟🥔: El maestro @miquelantoja aplica, cual samurái, una precisa incisión a estas patatas agrias de amarillo brillante. Decenas de fragmentos flotan en el aire al paso de su katana y caen mansamente en el plato. Este corte estilo panadera, que recuerda muchísimo al que el erudito Albert Adrià introdujo en su Inòpia (actualmente Lolita), se pocha tranquilamente en una freidora exclusiva para patatas. Al llegar la comanda, se sumergen en aceite rabioso para que lleguen al cliente absolutamente crujientes e impecables. 🌶🔥: Con las terroríficas temperaturas que adquiere ese 'contenedor/cocina', no se complican la existencia, y se dedican al 'tuning' salsero. Me explico: para la mezcla blanca utilizan una mayonesa comercial que aderezan con especias, y con la picante roja, alteran la fórmula de 'La Cala' del omnipresente Albert Adrià. 🍻🍴: Como nos recordó el mediático chef en su aparición en 'Las bravas favoritas de...' (consultad mis historias destacadas), lo mejor de este bestial emplazamiento no son sus bravas, son sus vistas. Si, encima, le añades que te puedes encontrar a grupos de lo mejorcito del panorama, o pinchando a DJ's punteros, pues nada, pocos argumentos tienes para no pasarte... #ViuPanoramic #Montgat #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on