miércoles, 10 de octubre de 2018

Casa Ángela

View this post on Instagram

·Casa Ángela· 🏙: Pl. Sagrada Família, 15. 📝💶: 5,90€ 🍟🥔: Le pregunté como seis veces al cocinero si solamente tenían dos frituras, e incluso me juró de rodillas que sí. Están tan crujientes que parece que hayan hecho tres o cuatro procesos previos para llegar hasta ahí. Es que... ¡son Monalisas! ¿Cómo demonios pueden crujir tanto? Sentenció: -"Pochando bien y friendo bien". Pues bueno, pues será eso... (quin 'fenòmenu', tu!). 🌶🔥: Lactioli de un blanco infinito, a base de ajos descorazonados y aceite de girasol; una fórmula extremadamente simple, pero que, lo intento, a mí no me sale así. El mejunje picante es más complejo y lleva aceite de oliva suave, tomate Mutti, una picada de almendras, sofrito de cebolla, pimentón de la Vera, chipotle y pimienta (¿es un pseudo romesco 'latino'?). Se agrega una tercera 'salsa', que sencillamente es una maceración en aceite de varias especias. El conjunto es colosal. 🍻🍴: Este sitio es una cruzada contra las omnipresentes 'tourist traps' de la zona, que han dejado a los negocios de toda la vida sin clientela local, que huye despavorida hacia otros barrios para encontrar cocina honesta a precios razonables. Sus armas son esos arroces que se curran, estas 'peazo' de bravas (que son el Top 1 del barrio), y una cosa que me llegó al alma, esa barra años 1960-70, conservada intacta y que evoca a tiempos pretéritos de forma totalmente premeditada. Por si fuera poco, tienes terraza con una de las mejores vistas de la ciudad. Tripe o cuádruple combo, colega. #CasaAngela #SagradaFamilia #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Salut i braves!