miércoles, 30 de enero de 2019

Catacroquet

View this post on Instagram

·Catacroquet· 🏙: C/ Almogàvers, 211. 📝💶: 4,50€ 🍟🥔: Tengo mucha suerte al poder visitar tantas cocinas pero, sobre todo, soy un afortunado por poder conocer a gente como Carlos, el chef. ¡Qué tío más majo! Me contó como corta en cubitos la patata de la variedad Agria hasta una talla más S que M (te caben 3 fácilmente en la boca), y luego los pocha hasta dejarlos cremositos. Finalmente los remata con aceite a 180ºC justo antes de salsear, y dejarlos en el pase. 🌶🔥: Mientras hablábamos de Navarra, la huerta riojana y otras batallitas, me explicó como infusionaba unos ajos y tomillo en el aceite, que luego emulsionaría con leche, para obtener una fluida lactonesa de un sabor extraordinario. También alegra el conjunto con un aceite de pimentón y ajito, y remata la faena con arena de chorizo, agregando un: "esto da un trabajo de narices, porque hay que desaceitar el embutido al horno y me vuelve loco, pero no veas lo bonito y sabroso que queda". Razón no le falta, están riquísimas. 🍻🍴: Constantemente me pasa lo mismo, voy con motones de prejuicios a los sitios, y luego van, y me sorprenden muuuy gratamente. Este ha sido otro de esos casos. No me esperaba este nivel. Las bravas están ricas, pero las croquetas son una pasada. Cuando abrí una de chipirón (hay un stories por ahí, y también lo dejaré en @barrasbarcelona) y me encontré un calamarcillo entero, flipé. No es normal. Entonces probé cuatro tipos más y... ¡nivelazo! Esto no puede ser casualidad... #Catacroquet #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Salut i braves!