sábado, 19 de enero de 2019

Restaurant Pompeia

View this post on Instagram

·Restaurant Pompeia· 🏙: C/ Foixarda, 2-16. 📝💶: 5€ 🍟🥔: Están llamándote, parece que hablen, con esos penetrantes destellos amarillos, casi anaranjados, pidiéndote que las cojas y las mojes en la salsa. Ese porte, de flechazo inmediato, colmado de aristas irregulares, manda señales inequívocas a tu cerebro de que van a crujir más que el Big One de San Francisco. Las muerdes, y se confirma tu corazonada. ¿Cómo se llega a este portento? En tres pasos: 1 - Se hierve la patata agria entera. Se escurre y se deja enfriar. 2 - Se hornea entera con sal, pimienta y aceite de oliva. 3 - Se cortan en laaargas y finas. 'medialunas', y se fríen a alta temperatura. 🌶🔥: La salsa, de un tono ocre, lleva también un trabajo más que considerable, y se compone de una base de mayonesa casera, ketchup, pimentón, mostaza, mostaza antigua, pimienta, guindilla en polvo, curry, y unos polvos mágicos que no se pueden decir aquí. Por si fuera poco, la mezcla se riega con cerveza doble malta, y se deja reducir hasta que pierde el alcohol. Una maravilla que les quitan de las manos y en la que mojaría todos los dedos. 🍻🍴: Amanda y su joven equipo han puesto, y nunca mejor dicho, toda la carne en el asador. Conocedores de las particularidades de hallarse en el interior de un club de tenis mítico como el Pompeia, ofrecen un menú del día (10,50€) imbatible, y no por moderneces absurdas, si no con recetas tradicionales que pueden tener alguna pincelada de fusión asíatica. Para rematar el tema, tienes una terraza única, entre pajarillos que trinan, con vistas a toda la ciudad, en la que te retan a vislumbrar incluso la Sagrada Família a través de los pinos. #RestaurantePompeia #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Salut i braves!