domingo, 3 de febrero de 2019

ORAC

View this post on Instagram

·ORAC· 🏙: C/ Aribau, 82. 📝💶: 4,90€ 🍟🥔: Es fantástico el tratamiento que realizan sobre esta patata de la variedad Monalisa para mantener su dulzor natural. Se cuecen un corto espacio de tiempo, se cortan en gajos (manteniendo su piel), y luego se transfieren al horno. Se guardan hasta comanda y, entonces, se sumergen en aceite furibundo hasta dejarlas crujientes por fuera, con esa cutícula ayudando al efecto crunchy. 🌶🔥: La salsa roja es un sofrito que parte de tomate fresco, y se detecta enseguida en el primer ataque al paladar que, unos segundos después, sufre el ímpetu de los chiles habaneros. Si te gusta el picante, esta es tu salsa. La blanca es una modificación de mayonesa industrial con ñora que, aunque cumple su cometido (rebajar la maravillosa agresividad de la roja), despunta en exceso en matices cítricos y avinagrados. Me han comentado que se plantean partir de una mayo casera. Eso mejoraría una barbaridad el excelente trabajo efectuado a todos los niveles con esta tapa. 🍻🍴: O.R.A.C., acrónimo inglés de Oxygen Radical Absorbance Capacity, una técnica de medición de radicales libres que evalúa el poder antioxidante de los alimentos. Aunque no es un método aceptado por la comunidad científica, todos queremos comer mejor, y esto es lo que ofrece Riccardo en su local. Preparaciones saludables, muchos vegetales, pocas frituras, y un nivel de cocina flipante. El chef me dejó anonadado con la presentación de su trío de hummus y, sobre todo, con el carpaccio de alcachofa. Os recomiendo estos dos platos (los colgaré en @barrasbarcelona) y, cuando corrijan la mayonesa, ¡corred a por sus bravas! #OracRestaurant #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Salut i braves!