domingo, 17 de marzo de 2019

Oddvar

View this post on Instagram

·Oddvar· 🏙: Av. Flor Maig, 5. Cerdanyola. 📝💶: 5,50€ 🍟🥔: ¿Lasaña brava? ¿La bautizamos así? En la carta pone 'bravas' (a secas), pero me mola que te desconcierten así, porque claro, si ves en el menú 'lasaña brava', se rompe el factor sorpresa... Pero bueno, al grano, que me enrollo. Usan patatas de la variedad Agria hechas láminas con un cortafiambres, y las van disponiendo en una bandeja, intercalando capas de allioli y salsa brava. Se hermetiza bien y se hornea durante unas 5 horas a 160ºC. 🌶🔥: Las salsas son una pasada. Las dos. Pero os recomiendo que miréis en mis historias e IGTV todo el proceso de elaboración del allioli: fascinante. Se crea una pasta de ajo con mortero (¡a mano, colega!) y se añade yema de huevo y aceite hasta levantar una densidad flipante, parece un helado. La roja es un sofrito a partir de una brunoise de tomate fresco, con cebolla, ajito, pimienta y pimentón ahumado. La alegría de vivir viene con las ralladuras de habanero que se van añadiendo en algunas de las capas. Que tienen que ser bravas, ¿no? 🍻🍴: Menudo sorpresón con este sitio... ¡no veas! Qué nivelazo de cocina y qué humildad. Demuestran un ingenio desbordante en todo, pero con una clara base formativa en cocinas de primer orden. No sabría ni qué platos recomendar, porque me dejaron patidifuso todos: la torta de camarones, el 'kebab', el costillar de cordero... La estructura del local es también fuera de lo normal, con ambientes diferenciados pero compatibles entre sí: una zona más de "entaular-se", y un espacio más de tapeo, pero con la misma carta. Además, tienes la parte exterior para copas, que los findes se pone a tope y se arma un buen pitote. Se sigue confirmando que, con alejarse un poco del centro de la ciudad, obtienes unas relaciones calidad/precio apabullantes. Gracias a @juditblanch por descubrírmelo. #Oddvar #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Salut i braves!