martes, 11 de junio de 2019

Bubó Bar

View this post on Instagram

·Bubó Bar· @bubobar 🏙: C/ Caputxes, 6. 📝💶: 5,50€ 🍟🥔: Dos tongadas de preparación para estas patatas Baby o Primor (esta variedad cada vez se ve más por el mundo bravero, la verdad). Primero se asan al horno, se reservan esperando comanda, y se llevan a fritura hasta que alcanzan un punto muy crujiente tras la inmersión en aceite from hell. Partidas por la mitad y con la piel a la vista parecen medias lunitas y da un poco de pena comérselas de lo monas que son. 🌶🔥: Las dos salsas no vienen encima de las patatas, te las traen en sendos biberones de colores. Yo, por norma, echo mejunje a muerte a las bravas, porque servirlas con la salsa aparte siempre me ha parecido de pusilánimes, o sea que yo os las presento como me molan a mí, ¿vale? La blanca es una ajonesa con una presencia del ajo crudo importante, muy para ajolovers. La roja es base tomate, bien sofrito y motorizada por el chipotle, ese combustible superversátil, tanto por su potencia, como por el aporte ahumado. 🍻🍴: La institución de la pastelería y bombonería del Born, Bubó, tiene este pequeño local de tapas 'saladas' a unos 10 metros. No llama la atención hasta que empiezas a probar sus tapas: pulpo, croquetas, un brutal surtido de quesos... peeero, lo que yo creo que lo peta absolutamente es su oferta para el desayuno o brunch. Ese huevo poché con aguacate, el chia pudding, los zumos recien hechos y... la bru-tal posibilidad de escoger cualquier cosa de la pastelería vecina (ojito a los croissants) y comértelo ahí bien agusto con las vistas a Santa Maria del Mar. Supera eso, colega. Se ha convertido en un codiciado refugio para mí en esta asfixiante zona ultra guiri. ⭐¡OJO!⭐ Si dices que vas de mi parte: ¡birra o vino gratis con las patatas! 🍺🍷 #BuboBar #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Salut i braves!