lunes, 30 de septiembre de 2019

Beerivins



·Beerivins·

@beerivins

🏙: C/ Còrsega, 589.

📝💶: 5€

🍟🥔: Un estilo entre panadera y chip, que se obtiene a partir de cortar con cariño y sin prisa patata de la variedad Agria. Se pochan a media temperatura, se dejan reposar y, cuando un cliente quiere alegrar su cerveza, se sumergen en aceite vigoroso para dejar la capa externa bien crujiente. Probadlas y me decís.

🌶🔥: Con las ganas que tienes de pillar esas patatas con las zarpas, y ese manto de allioli de girasol (con un toque de oliva) que las cubre, parece que lo impida. Metes los dedillos intentando no pringarte, pero ahí debajo está la salsa roja (un sofrito hecho a fuego lento con tomate, cebolla, guindilla y vino blanco) esperando a teñirte las yemas. Al final, decides pasar de todo y disfrutar de hundir la manaza en esa tapa pornográfica y chuparte los dedos con pasión, convirtíendote en el protagonista de esta peli clasificada X.

🍻🍴: Marc sabe lo que hace, y no solo ofrece un extenso catálogo de cervezas artesanas, si no que te ataca con una selección de vinos apabullante (de ahí el nombre del local). Su oferta gastronómica es sencilla, sin ningún tipo de pretensiones, buscando lo que todos deseamos para acompañar nuestra birrita de después del curro, o el finde de terraceo: chipirones, bravas... Queda a escasos metros de zona superguiri, pero solamente lo frecuenta gente del barrio, que saben lo que quieren 'per fer petar la xerrada'. Muy recomendable.

🎉OJO: Birra gratis con las bravas si vas de mi parte.


#Beerivins #bravasBCN

jueves, 26 de septiembre de 2019

Collonut

View this post on Instagram

·Collonut· @collonutbcn 🏙: C/ Olesa, 7. 📝💶: 3,90€ 🍟🥔: Chips de las gruesas. Sí, de esas tan gorditas que molan un montón para hacer canapés, o para mojar, o arrastrar los trocitos de conservas de los platillos o... vamos... de esas que están llamándote para que las agarres y juegues con ellas. 🌶🔥: Allioli cremoso, con una buena dosis de ajo, que se reparte a chorrillos por encima de las lascas de tubérculo. Lo mismo se hace con una salsa roja, muy fluida, con grumitos muy agradables, que tiene unas cuantas horas detrás. No pica mucho y la destacada protagonista, entre el tomate y las especias, es la ñora. 🍻🍴: Se pone hasta los topes siempre, y me parece de lo más lógico. No he visto productos de esa calidad, con tanta cantidad y a esos precios desde hace mucho. La tabla de embutidos (ojo al sobresaliente bull negre) es tan tocha que parece una puñetera broma (mirad stories), la mini fondue es un camembert entero, la misma ración de patatas es muy generosa... nadie se va con hambre. El rabo de toro se lo quitan de las manos, la selección de quesos es brutal, tienen unos vinazos a precios de risa (desde los económicos hasta los más exclusivos) y, además, tiran cañas de @inedit de Damm, algo muy difícil de encontrar. Una lástima no haberlo conocido antes. Ve tempranito o no pillas terraza ni de coña. #CollonutBCN #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

miércoles, 25 de septiembre de 2019

Atabalats

View this post on Instagram

⭐NUEVAS BRAVAS⭐ ·Atabalats· @atabalats_gastrobar 🏙: C/ Providència, 99. 📝💶: 6,50€ 🍟🥔: Ya no recurren a la variedad Agria, Nico se quiere complicar la vida y le da tres cocciones hasta llegar al objetivo deseado a una estupenda Red Pontiac. Se hierven, se les deja la piel puesta, se aplica un pochado previo a baja temperatura, y un golpe final de calor justo antes del servicio. El tamaño sigue siendo M size, rallando la L, pero la calidad del tubérculo ha incrementado muchísimo. Igual que antes, la ración sigue siendo extremadamente generosa, casi de chiste, porque te entra hasta tos nerviosa cuando ves el platazo. 🌶🔥: Esa pasta de color anaranjado es una picada de almendras con tomate seco y tomate fresco; pero tan fresca y aromática que te transporta a los paseos estivales por el huerto de tus abuelos. El aporte picante lo da el chipotle y el pimentón. Sublime, un 9.9 sobre 10 y un homenaje al tío del chef, Don Jeroni, que creó una salsa parecida para su local de Valldoreix. El allioli es un perfecto acompañante por el paseo en el huerto, un fluido epicúreo que lleva un ingrediente secreto, que confirere esa sensual textura que se aprecia en la foto. Lo mejor viene al final: dos goteros con aceite furioso para que gestiones tú solito la guerra en tu boca. Mira mis stories para ver como echo las gotas de Satán. 🍻🍴: Pese al homenaje, son unas bravas muy originales y seductoras. Los precios parecen elevados, pero esa apreciación se diluye cuando empiezan a llegarte maravillas a la mesa. Especialistas en hamburguesas gourmet (pero gourmet de verdad, no sucedáneos). Curtidos en estresantes hoteles de 5*, han diseñado una carta que transmite que ya no están 'atabalats'. Ya llenan siempre, incluso en un barrio tan competitivo como Gràcia. Ya están en mi Top de la vila, pero van a subir más. #AtabalatsGastrobar #Gracia #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

sábado, 7 de septiembre de 2019

Café Ethiopia

View this post on Instagram

⭐EXCLUSIVA⭐ ·Café Ethiopia· @cafe_ethiopia_bcn 🏙: C/ Cirera, 4. 📝💶: 5,80€ 🍟🥔: Un precioso corte hasselback para esta patata de la variedad Lucinda, que se hornea primero, y luego se hunde en el abrasador aceite de la freidora, para conseguir que las lascas del lomo del tubérculo crujan como los huesos de una gacela capturada por un león. 🌶🔥: Esta pasta granulosa granate/marrón, que puede recordar a una boloñesa, es soja texturizada que se mezcla en un sofrito con tomate seco, cebolla, y unas 20 misteriosas especias africanas. Su preparación lleva más de 10 horas, o sea, encontrar algo parecido es como dar con el eslabón perdido. 🍻🍴: Rahel Berhe, etíope, es el cerebro de todo esto, que funciona más ordenado que el reino de Memnón. Filosofia 'slow food' (ni congelador ni microondas), Lola a los fogones y Miquel en sala, hacen que este conspicuo local escondido en el Born te deje asombrado, y no solamente por su curiosa estructura (mirad mis stories), sino por la cocina que se puede degustar. Y es que las croquetas de lentejas, o el 'segawot' (ternera estofada) me sacudieron la mente y el paladar de tal manera, que voy a tener que volver muy a menudo para recuperarme de la conmoción. Abundante proporción de platos veganos y vegetarianos, postres del día y un gran aliciente cada vez más escaso en nuestra ciudad: música en vivo muchos días de la semana. ¡Consultad su cuenta! 🎉👍🏼: ¡Si dices que vas de mi parte, vaso de hidromiel artesana gratis con las bravas! #CafeEthiopiaBCN #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on