lunes, 8 de abril de 2019

Ale & hop

View this post on Instagram

·Ale & hop· #bravaneando con @veganeando 🏙: C/ Basses de St. Pere, 10. 📝💶: 4,50€ 🍟🥔: Boniato. Sí, boniato. Por algo también se conoce como ñame (o yam, en inglés), porque dan ganas de ñam, ñam, y es muy yummy. Me encanta la textura que se obtiene después de aplicarle las dos frituras de rigor. Entre pochado y ataque final no se dejan reposar, porque han comprobado que les resultan más crujientes. Muy ricos, me comería tres platillos. 🌶🔥: Allioli a base de soja, sojanesa, veganesa o como os de la gana llamar a esta sabrosa salsa blanca. Me llamó la atención que se elabore con ajo seco, de ese que viene en polvo, y el resultado me parece menos agresivo que con ajo crudo. El aceite que se usa para la emusión es de oliva suave y redondea fantásticamente la ecuación. La salsa roja, que se sirve en menor cantidad, consiste en un buen triturado de chipotle adobado, pimentón y ají. Pica, pero sabiendo sus ingredientes, uno se asusta a priori más de lo debido. 🍻🍴: En este paraíso de la cerveza artesana se han tomado muy en serio la filosofía Km 0. Tienen su propio huerto, su propia fábrica de birra y casi todos sus platos son vegetarianos o, incluso, veganos. Por eso se me ocurrió ampliar nuestro mapa de bravas veganas aquí em el Born con Míriam. Y no veas como se lo pasó... no sólo alucinó con las bravas, le encantó la burger vegana y se quedó flipando con la cantidad de verduras fresquísimas que acumulan en su cámara. Un must para cualquier vegano o hijo de vecino. #Aleandhop #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

miércoles, 3 de abril de 2019

Bar torpedo

View this post on Instagram

⭐EXCLUSIVA⭐ Sólo en @all_those 6 y 7 de abril. 🏙: Teatre Nacional de Catalunya. Las bravas de @bartorpedo (del chef Rafa Peña) en una versión especial para el archiconocido market. ·All those· 📝💶: 3,50€ 🍟🥔: Siempre resulta divertido encontrarte un buen corte al estilo 'french fries'. Patata Agria en bastoncillos para pinchar o coger directamente con los dedos. Crujen un montón, pero en esta versión de #allthosefoodmarket, se tienen que retocar un poco para poderlas cocinar al momento ante una cantidad tan importante de público. 🌶🔥: La blanca es una brillante mezcla que resulta de tunear una mayonesa casera con ajo, aceite de sésamo, comino y lima. La roja, con claro sabor oriental, se elabora a partir de tomate rallado, zumaques, harissa, sriracha, soja reducida y, la parte más próxima a nuestras latitudes la aportan la pimienta y el pimentón dulce. 🍻🍴: Otro fan de Rafa Peña por aquí (qué original soy, ¿verdad?). Por si Gresca y compañía no le funcionaban como un tiro, se apunta a un bombardeo, y nos torpedea con street food de nivel. Bombas y proyectiles en forma de hamburguesotes, bocatas y estas bravas que disfrutaréis como Kong de Dr. Strangelove montado en su misil. ·Bar Torpedo· 🏙: C/ Aribau, 143. #BarTorpedo #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

jueves, 21 de marzo de 2019

Pimiento bar

View this post on Instagram

🆕️PRIMICIA🆕️ ·Pimiento Bar· @pimiento_barcelona 🏙: C/ Montserrat, 13. 📝💶: 4,50€ 🍟🥔: ¡Bien! Así, sí. ¡Monalisas que crujen! ¿Cuál es su estrategia para conseguirlo? Pues muy sencillo, las cortan en pedacitos realmente pequeños, de talla S, incluso XS. Eso aumenta la superficie de contacto con el aceite y, en las dos fases de fritura que sufren, las dota de una corteza consistente. Cuando llegas a su interior, tierno y dulce, te conquistan totalmente. 🌶🔥: Utilizan el trío ganador, lo que yo suelo recomendar para triunfar: allioli casero, una consistente salsa roja, y aceite especiado. El primero es a base de aceite de girasol, un poco saladito; la base de la colorada es tomate seco y puede recordar a una 'puttanesca' algo picante. El aceite final lleva ají, algo de ñora y pimentón. Muy buen triple combo. 🍻🍴: Me mola todo aquí: la ubicación (a 30 segundos de Las Ramblas), el concepto (todas las tapas a 4,50€), la variedad (un montón de platillos de todo tipo, desde verduras hasta carnaca), el vermut elaborado por un amiguete y las cañas bien tiradas. Aunque quede algo escondido, tiene pinta de petarlo muy fuerte en breve. ⭐¡OJO!⭐ Si dices que vas de mi parte: ¡bebida gratis!🍺🍷 #PimientoBar #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

martes, 19 de marzo de 2019

Sucursal aceitera

View this post on Instagram

🆕️EXCLUSIVA🆕️ ·Sucursal Aceitera· @sucursalaceitera 🏙: C/ Comte Borrell, 36. 📝💶: 5,50€ 🍟🥔: ¡Por fin! ¡Unas 'hasselback' en formato bravas en una carta! Anda que no he tardado en ver algo así en Barcelona. Que sí, que hay montones de recetas en la red, videos, lo que queráis... pero en un restaurante, todavía no me las había encontrado. Como tantas veces habéis leído por aquí, se ejecutan en dos tongadas, pero curiosamente, esta vez, las dos cocciones se producen al horno (uno mixto), o sea que nos ahorramos meter algo de fritanga en nuestros michelines. 🌶🔥: Sobresaliente allioli que elaboran con aceite de oliva (por favor, ¡que estamos en la Sucursal Aceitera!) y ajo confitado. Le dan un toque de pimienta negra molida, que le va de perlas, y añaden una pizca de ajo crudo para que notes poderío. Este aceite rojizo y especiado es quizá el más parecido al de la catedral de Sarrià que me haya encontrado en todos estos años. Evidentemente, no han soltado prenda de su fórmula, solo les pude sonsacar que lleva varios pimentones, pimienta y ajo. Bestial infusionado. 🍻🍴: Antes de que me dieran esta exclusiva, ya sabía que me iba a gustar el platillo. Su anterior versión era ya estupenda, porque hay pocos alliolis así en la ciudad, pero ahora, con ese aceitito mágico, se salen. Por si fuera poco, las láminas características que se dibujan en el lomo de esta elaboración patatil, les quedan absolutamente crujientes, y sin necesidad de fritura, con lo cual estamos ante un triple win, o win al cubo. #SucursalAceitera #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

lunes, 18 de marzo de 2019

Mitte

View this post on Instagram

·Mitte· 🏙: Villarroel, 106. 📝💶: 5€ 🍟🥔: Bloques inmensos, dispuestos como un derrumbe de columnas basálticas. Patata de la variedad Agria, tratada con vapor en un horno mixto, que las deja cremositas por dentro como ellas solas. Se consuma la faena con una inmersión en aceite a 160ºC, para dejarlas crepitantes por fuera. Además, justo después de salir de la freidora, se espolvorean con una mezcla de especias similar a las hierbas provenzales. 🌶🔥: ¿Mola el color del allioli o no? Es que se hace con AOVE. Sí, solo aceite de oliva del bueno, y ajos confitados: me encanta. La roja es una salsa de tomate, cebolla flambeada al brandy, con cayena como combustible, y pasta de ñoras para los aromas más potentes. Se acaba el festival con un aceite, hecho en roner, de pimentón, piel de lima y ñora, que queda como un infusionado con un sabor tipo escabeche, para que nos entendamos. 🍻🍴: En estos restaurantes ubicados en hoteles tienen siempre el problemón de tener que demostrar más que cualquier otro negocio similar, aunque sea en la misma calle. Pero Joan se ha propuesto sobresalir en Mitte. Y lo consigue. Su menú de mediodía es ya famoso en el barrio, aunque lo que me conquistó fueran sus bravas y... ¡su pulpo! Sí, hace un pulpo que se te saltan lágrimas como pomelos. Pronto os lo publico en @barrasbarcelona. Mientras tanto, disfrutad de la foto de estas bravas, de la cual estoy especialmente orgulloso. Tenéis el video de su elaboración en mis historias. #MitteRestaurant #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

domingo, 17 de marzo de 2019

Oddvar

View this post on Instagram

·Oddvar· 🏙: Av. Flor Maig, 5. Cerdanyola. 📝💶: 5,50€ 🍟🥔: ¿Lasaña brava? ¿La bautizamos así? En la carta pone 'bravas' (a secas), pero me mola que te desconcierten así, porque claro, si ves en el menú 'lasaña brava', se rompe el factor sorpresa... Pero bueno, al grano, que me enrollo. Usan patatas de la variedad Agria hechas láminas con un cortafiambres, y las van disponiendo en una bandeja, intercalando capas de allioli y salsa brava. Se hermetiza bien y se hornea durante unas 5 horas a 160ºC. 🌶🔥: Las salsas son una pasada. Las dos. Pero os recomiendo que miréis en mis historias e IGTV todo el proceso de elaboración del allioli: fascinante. Se crea una pasta de ajo con mortero (¡a mano, colega!) y se añade yema de huevo y aceite hasta levantar una densidad flipante, parece un helado. La roja es un sofrito a partir de una brunoise de tomate fresco, con cebolla, ajito, pimienta y pimentón ahumado. La alegría de vivir viene con las ralladuras de habanero que se van añadiendo en algunas de las capas. Que tienen que ser bravas, ¿no? 🍻🍴: Menudo sorpresón con este sitio... ¡no veas! Qué nivelazo de cocina y qué humildad. Demuestran un ingenio desbordante en todo, pero con una clara base formativa en cocinas de primer orden. No sabría ni qué platos recomendar, porque me dejaron patidifuso todos: la torta de camarones, el 'kebab', el costillar de cordero... La estructura del local es también fuera de lo normal, con ambientes diferenciados pero compatibles entre sí: una zona más de "entaular-se", y un espacio más de tapeo, pero con la misma carta. Además, tienes la parte exterior para copas, que los findes se pone a tope y se arma un buen pitote. Se sigue confirmando que, con alejarse un poco del centro de la ciudad, obtienes unas relaciones calidad/precio apabullantes. Gracias a @juditblanch por descubrírmelo. #Oddvar #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on