lunes, 10 de junio de 2019

Bar del Pla

View this post on Instagram

·Bar del Pla· ☀️TOP 4☀️ @bardelpla 📝💶: 4€ 🍟🥔: Siguen siendo unos gajos gigantes, de curioso corte, mayor que una medialuna, entre L e, incluso, XL, pero ahora utilizan patata de la variedad Agria. Han dejado atrás a la deliciosa Monalisa, de mucho más marcado dulzor, pero con más problemas en la fritura. Lo que pasa ahora, es que crujen muuucho más. A mí me molaban más antes, pero a casi todos los que he consultado las prefieren así. ¿Irás tú a probar? 🌶🔥: Porno extremo con ese tsunami de allioli amarillento, muy rico en yema de huevo, denso, con recuerdos muy suaves a ajo (no va a incomodar a los 'ajo-haters') y altamente adictivo. La roja es un sofrito con su tomate bien reducido, muy poco picante, con algo de pimienta y pimentón. El toque final Nacho Vidal style lo pone un aceite con pimentones diseñado para que rezume por toda la tapa. 🍻🍴: Si fuesen algo más picantes, podrían escalar alguna posición en el Top. Además, el tapeo del local es fuera de serie, el servicio del vino estupendo, y sirven cañas perfectamente tiradas a la madrileña. Por lo tanto: está a reventar siempre. Reserva, o no cenas ni de coña. De esos sitios que recomiendas a gente de fuera que viene a Barcelona y nunca fallas. 💘😍: Las prefes de @bloghedonista, en mis historias destacadas "Favoritas de...". #BarDelPla #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

miércoles, 5 de junio de 2019

Bar Omar

View this post on Instagram

·Bar Omar· ☀️TOP 3☀️ 🔊SOUND ON🔊 @baromarbcn 🏙: C/ Amigó, 34. 📝💶: 5,50€ 🍟🥔: Omar cambia continuamente las reglas del juego. Ya hace un tiempo que se arriesgó a utilizar variedad Monalisa sin piel, con la dificultad que conlleva hacerla crujir. Me explicó el truco y, encima, me dejó que lo escribiera aquí: el secreto es poner las patatas en frío, justo después de pocharlas, el bajón de temperatura provoca que los bordes queden crocantes. Ese efecto se acentúa todavía más cuando se les da la fritura final, a alta temperatura. Pues bien, ahora, para seguir siendo el más original al oeste del Pecos, sirve unos bloques gigantes, de esos que hay que partir en dos o tres trozos. Y los dispone en el plato como si fuesen trozos de leña listos para entrar en la chimenea. Mirad el video completo. Quin crack. 🌶🔥: Esa grumosa salsa roja se compone de un sofrito de tomate pera, cebolla pochada 'mil horas', chile, y juguito de las cabezas de las gambas. Se pasa por pasapurés para obtener esa maravillosa textura tan atractiva a la vista. La amarilla es su famoso allioli de azafrán, que cuando se mezcla con la anterior, te transporta a un chiringuito de playa, con su paellita a la sombra de los pinos, y la brisa acariciando tu piel tostada por el sol. 🍻🍴: Otro hit es el nombre que le ha puesto a la tapa: 'la mar de bravas'. La perfecta fusión de los buques insignia de la gastronomía mediterránea: las bravas y la paella. Omar, de formación envidiable y curtido en locales de alta gastronomía, arriesga continuamente. No sólo abriendo su propio local, sinó con fórmulas ingeniosas que le copian en mil sitios (como su previa receta bravera: zorza + allioli, imitada en varios sitios). Ya me han chivado que, por Valencia, le han fusilado esta nueva y exitosa ecuación. No me extrañaría que se volviese a sacar otras bravas frikis de la manga en cualquier momento. Es un Top 3 indiscutible y, si sigue así, no me extrañaría verle más en arriba en ese podio. #BarOmar #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

martes, 4 de junio de 2019

El Martinet

View this post on Instagram

·El Martinet· @elmartinetbcn 🏙: C/ Gran Via, 552. 📝💶: 4,80€ 🍟🥔: Esto solo lo había visto en un sitio antes: asar la patata de la variedad Monalisa en un lecho de sal. En este caso, las mantienen 25 minutos por cada banda. Quedan super chulas y con la piel medio desprendida por la deshidratación. Después de dejarlas reposar un buen rato, se cortan en medias medialunas de talla prácticamente S, y se preparan para la fritura a alta temperatura cuando llega la comanda. Espectaculares. 🌶🔥: ¡Tres salsas! Como me mola cuando le meten más de dos mezclas a las bravas. Empiezan con un tomate totalmente casero, partiendo desde fresco hasta una reducción extrema, con su ajito, pimentón... y chipotle como madre de los dragones. Después se añade un generoso manto de allioli, suave pero intenso, que deja asomar las puntas de las papas enrojecidas por la anterior salsa. El conjunto se corona con un aceite de oliva infusionado con pimentón de la Vera ahumado. 🍻🍴: Este sitio es un todoterreno. Lo mismo te ponen un menú del día super competitivo, como una cena flipante (me dieron a probar el cebiche de salmón con... ¡mango! Y casi lloro). Pero su fuerte es el estilo de tapa tradicional, como las mismas bravas o unas croquetas que les quitan de las manos. Y no me extraña, porque las de puerro me dejaron en trance durante casi un minuto. #ElMartinetBCN #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

domingo, 2 de junio de 2019

Bardot

View this post on Instagram

·Bardot· @bardotbarcelona 🏙: C/ Enric Granados, 147. 📝💶: 5,80€ 🍟🥔: Asisto absorto a la preparación de las patatas pero, pese a que presto toda la atención posible, incluso hoy me sigo preguntando como llegarán a esa textura tan crujiente. Vale, que dejan la piel y tal, pero eso no explica como son tan rematadamente crocantes. Un aplauso. 🌶🔥: La salsa roja es de esas que tienen taaanto trabajo que, mientras me lo iban contando, se me quedaba cara de monguer. Reducen tomate durante horas, ahúman chile thai, añaden pasta de ñora y el combustible es chile thai sin ahumar. Muy bestia. El allioli está delicioso, tiene una densidad elevada y se esparce de maravilla con la temperatura de las papas. Se elabora con ajos confitados (el aroma es único), huevo y aceite de girasol. La faena se remata 'manchando' el allioli con un poco de aceite de la propia salsa de tomate. 🍻🍴: El crack de @pedrosalillas ha venido aquí a petarlo fuerte. No está para chorradas. Me enseña los entresijos de su envidiable cocina, con vista a dos bandas, embebida en ese curioso salón en forma de U. Me da a probar unas estratosféricas croquetas de jamón, una tortilla de botifarra del perol, gamba y guanciale. Aparte, me sirve un plato a base de gambas que aún no puedo desvelar. Todo hits. Por si fuera poco, tienen una bodega envidiable, trufada de perlas a muy buen precio (especialmente en la gama media/alta) y su terraza, en plena zona peatonal, está cotizadísima. ⭐¡OJO!⭐ Si dices que vas de mi parte: ¡copa de vino, o birra gratis con las bravas!🍺🍷 #BardotBarcelona #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

martes, 28 de mayo de 2019

Olé Olé

View this post on Instagram

·Olé Olé· @oleolebcn 🏙: C/ Arenys, 28. 🏙: C/ Conca de Tremp, 10. 🏙: C/ Poesia, 6. 🏙: C/ Dante Alighieri, 123. 📝💶: 3,50€ 🍟🥔: Más que crujientes estas delgadas panaderas, casi diseñadas para que las puedas coger con la mano, y que elaboran continuamente a partir de patatas de la variedad Agria. El procedimiento es bastante clásico, es decir, dejar las papas un poco en remojo, pochar un ratito a temperatura moderada, dejar reposar, y freír finalmente a muy alta intensidad. Resultado intachable. 🌶🔥: Aunque no se vea mucho, en el fondo hay una salsa roja, riquísima, parecida a un romescu picante, con su almendra, tomate, cebolla, laurel, pimienta y pimentón. El compañero blanco es un 'lactioli' ligero que, en caso de que escojas uno con sabores exóticos, se mezcla con fruta natural. Es decir, el allioli de fresa lleva fresa de verdad, y el de mango exactamente igual. ¡Y están ricos!. Para que me sorprendan a mí... 🍻🍴: El grupo de 'rostisseries' que más arrasa en Horta, se ha decidido a hacer unas bravas para llevar, o para tomártelas allí. Las normales ya molan mucho, pero las de fresa son un puntazo que deberíais probar alguna vez. Aparte de su estrella, los pollos a l'ast (no veas las colas que se forman los findes...), tienen platos de inspiración latina que son brutales y vuelan. Yo me puse fino de esas deliciosas bombas calóricas y tuve que bajar corriendo hasta la Barceloneta. NOTA: Las de frutas, sólo por las tardes y los findes. VIDEO 1: Fresa FOTO 2: Fresa FOTO 3: Normales VIDEO 4: Mango #OleOleBCN #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on

domingo, 26 de mayo de 2019

Ilya

View this post on Instagram

·Ilya· @ilyarestaurant 🏙: C/ Rambla del Raval, 8. 📝💶: 4,90€ 🍟🥔: Quedan más que bonitas cuando se cortan de forma irregular, con tamaños que oscilan entre las tallas M y S. Esta patata de la variedad Agria no pasa por la típica ecuación pochado + alta temperatura, si no que se somete a una cocción hasta que se empieza a desprender la piel. Se dejan reposar y se pasan a fritura violenta, una técnica que hace aflorar trozos con tonos naranjas que crujen brutalmente, porque están rellenitos de burbujas de aire, como poros en una piedra pómez. 🌶🔥: Elaboradísima salsa roja a base de tomate natural, pero que se ejecuta en varios pasos hasta llegar a esa pasta grumosa y densa que estimula todos los rincones de tu paladar. Se consigue con una reducción de muchas horas a la que se añade una buena dosis de tomate seco. Se tritura en blender y, posteriormente, se mezcla a mano con una amalgama de especias y almendra en trocitos. El allioli también tiene su secreto, y es que el ajo se parte en láminas, se escalda, se separa el corazón y, finalmente, se levanta la emulsión con aceite de oliva, girasol y huevo. Se decora con la pimienta coreana que se usa para elaborar kimchi y un poco de sal maldon. 🍻🍴: En esto de la hostelería he conocido a auténticos workaholics, pero lo de Ilya (@chef_ilya) es una cosa extrema. Las palizas que se da para hacer todas las preparaciones desde cero son descomunales, inhumanas... ¡y el tío está hecho un chaval! Este establecimiento es uno de mis descubrimientos de la temporada. No solo por sus bravas, si no por el amor que desprenden todos los platos. No son nada complicados o extravagantes, pero la obsesión por la perfección se observa en cada detalle. Además, curiosamente, y pese a estar en el hall de un hotel (Niu hotel), los precios no están nada mal. Ojito al club de la planta de abajo... tela... #IlyaRestaurant #bravasBCN

A post shared by Patatas Bravas Barcelona (@bravasbarcelona) on